Cómo diseñar un producto

¿Quieres saber cómo diseñar un producto? En este artículo explicaremos tres técnicas que te ayudarán a conseguir tu objetivo.

En primer lugar, definimos el diseño de un producto como la denominación de las propiedades o características de cualquier objeto producido industrialmente. Es decir, definimos:

  • Las características funcionales: para qué sirve, funciones principales y secundarias …etc.
  • Sus características estructurales: materiales, piezas …etc.
  • y por último su características exteriores o de forma.
como diseñar un producto
Cómo diseñar un producto

Te lo explicamos paso a paso. Sigue leyendo!!

El proceso del diseño de un producto

El proceso de diseño y lanzamiento de un producto puede ser complicado y puede tomarse cierto tiempo. Se deben tomar muchas decisiones durante este periodo.

En ocasiones, el proceso requiere:

  • dar marcha atrás a lo que está hecho.
  • Rectificar cosas.
  • Cambiar decisiones tomadas con anterioridad.
  • Llevar a cabo análisis y experimentos costosos.

La ingeniería simultánea o diseño concurrente, es una forma de hacer el diseño, tanto del producto como del proceso productivo. Esto se debe hacer con la intervención de un equipo de diseño multifuncional con representantes de cada una de los departamentos de la empresa.

Así te garantizas que, desde las etapas iniciales del proceso, las decisiones sean tomadas conjuntamente. El fin es evitar las vueltas atrás y los cambios de decisiones tomadas con anterioridad. Esto permitirá acortar al máximo el tiempo total del proceso.

Una vez se ha establecido el equipo de trabajo, éste necesita un procedimiento detallado paso a paso para realizar el diseño, como por ejemplo:

  1. Definición de actividades.
  2. Fases o etapas a realizar.
  3. Previsión de la duración de cada etapa.
  4. Los recursos necesarios.

Etapas de cómo diseñar un producto

El proceso de desarrollo de un producto se podría dividir en las siguientes etapas:

  1. Generación de ideas a partir de las necesidades de los clientes que se han detectado, o a partir de ideas generadas por el departamento de I + D.
  2. Selección del producto. No todas las ideas nuevas podrán convertirse en nuevos productos. Se debe hacer un análisis de:
    • Mercado potencial del producto.
    • Viabilidad financiera y análisis de rentabilidad.
    • Factibilidad de producción.
  3. Diseño preliminar del producto y construcción del prototipo.
  4. Pruebas para verificar el comportamiento técnico y comercial del producto, y también para comprobar su aceptación.
  5. Diseño definitivo del producto con los cambios necesarios según los resultados de las pruebas.

Métodos para el diseño de un producto

Para darte respuesta a cómo diseñar un producto, te vamos a explicar tres técnicas muy utilizadas y que te serán de mucha utilidad. Éstas son: el diseño modular, tecnología de grupos, y análisis de valor.

Diseño modular

Con respecto al conjunto de métodos, técnicas y tecnologías específicas que se pueden utilizar en el diseño, hablaremos en primer lugar de la metodología modular. Tiene como objetivo aumentar la variedad, es decir, producir una amplia gama de productos a partir de un número limitado de componentes o módulos disponibles.

Según esta metodología, un producto se descompone en módulos, que son conjuntos de piezas que, debidamente montadas, cumplen una función concreta.

Los módulos, a su vez, están agrupados en familias. Cada familia agrupa módulos que desarrollan una misma función.

Por lo tanto, un producto está formado por varios módulos, uno de cada familia. El objetivo es hacer diferente un mismo producto pensando en el cliente.

El diseño modular permite fabricar un cierto número de módulos básicos, que serán utilizados en el montaje de una amplia gama de productos diferentes.

Entonces, se trata de diseñar partes o módulos que puedan ser combinados de diferentes maneras. No se trata de diseñar cada producto forma independiente, sino de aprovechar los componentes estandarizados o los módulos de otros productos.

Tecnología de grupos

La tecnología de grupos es una técnica que tiene múltiples aplicaciones en los sistemas productivos. Intenta identificar y explotar las semejanzas entre componentes en cuanto al diseño y a la fabricación.

Para aplicar la tecnología de grupos al diseño de un producto, es necesario clasificar las piezas industriales en familias, según sus coincidencias o semejanzas de diseño y/o proceso de fabricación.

Es necesario crear una base de datos con todas las piezas del producto y utilizar un sistema formal de codificación, donde cada pieza tenga un código. Se tiene que describir las características más importantes  de cada pieza, como la forma externa e interna, dimensiones, materiales, tolerancias…etc.

Si se quiere diseñar una nueva pieza, se busca en la base de datos el diseño más parecido posible y se somete este diseño a una serie de modificaciones y transformaciones, hasta llegar al diseño deseado.

Una vez se tienen los datos para realizar el nuevo diseño, se especifican las operaciones de fabricación de la nueva pieza. El nuevo diseño pasará a formar parte de la base de datos. De este modo, podrá ser utilizado en la tecnología de grupos.

El no tener que partir de cero, ya que, se tienen unos procesos de fabricación para cada familia hace aumentar la productividad en el desarrollo del diseño del producto.

Análisis del valor

Por último, la técnica del análisis del valor tiene por objetivo conseguir el producto óptimo. Como sistemática de trabajo puede ser utilizada en el diseño de productos, pero también en la mejora de métodos y procesos productivos.

Esta técnica persigue maximizar el valor o relación de un producto, de un proceso, de una instalación, etc. Es decir, busca mejorar la utilidad de un bien o servicio en relación con su coste. Elimina todo aquello que origina coste y que no contribuya al valor ni a la función del producto.

En resumen, sus características para el diseño de productos son:

  • División del producto en partes y del proceso en operaciones.
  • Análisis de cada una de estas partes.
  • Determinación de su coste y de su valor.
  • Búsqueda de nuevas soluciones que aumenten el valor del producto y minimicen el coste.

Artículos relacionados

Deja un comentario