Activo corriente, definición y características

El activo de una empresa agrupa aquellos elementos patrimoniales que representan los bienes propiedad de una compañía y los derechos que son de su titularidad. El balance de situación hace una distinción entre activo fijo y activo corriente.

En este artículo nos centraremos en el activo corriente también llamado circulante, que no es otra cosa que aquellos bienes y derechos que permanecerán en la empresa menos de un año. Sigue leyendo!!

activo corriente
Activo corriente

Estructura del activo en el balance de situación

El activo se ordena en el balance según el criterio de liquidez de sus elementos. Es decir, según el tiempo estimado en que los elementos se convertirán en dinero líquido. Con lo cual, el elemento será más líquido cuanto menor sea el tiempo que tarde en convertirse en dinero.

En resumen, según el plan general contable, los elementos del activo se ordenarán de menor a mayor liquidez, tal como vemos en esta imagen.

activo corriente
estructura del activo en el balance

Características del activo corriente

Si tenemos en cuenta lo anterior, la primera gran clasificación del activo establece dos grandes categorías: activo no corriente y activo corriente.

Para determinar si el elemento debe estar adscrito a uno o al otro, se tiene en cuenta un criterio temporal y la funcionalidad de los activos.

El criterio temporal está vinculado al ciclo normal de explotación de la empresa y el funcional, el uso o destino dado al elemento en cuestión.

Por consiguiente, serán activos circulantes aquellos que:

  • Su funcionalidad esté vinculada a la actividad principal de la empresa y que se espera vender o consumir en el transcurso del ciclo normal de explotación. Cuando el ciclo normal de explotación de una empresa no resulte claramente identificable, se asumirá que es de un año.
  • Aquellos activos distintos de los del apartado anterior deberán ser incluidos en el activo circulante siempre que se espere que el vencimiento, la venta y la realización se produzcan a corto plazo. Es decir, en menos de un año.
  • El resto de activos que no cumplan estas características, deberán ser clasificados en el activo no corriente o también llamado activo fijo.

Diferencia entre activo corriente y activo no corriente

El activo corriente incluye los activos que están vinculados a la actividad principal de la empresa. Y, que se espera vender o consumir en el transcurso del ciclo normal de explotación.

También, serán activos circulantes aquellos que no están vinculados a la actividad principal de la empresa, pero que se espera que el vencimiento, la venta y la realización se produzca en el plazo máximo de un año.

Por otro lado, el activo fijo o no corriente serán aquellos activos que forman parte del patrimonio durante más de un ciclo de explotación o, si no hay ciclo de explotación, durante más de un año.

Resumen y conclusión del activo corriente

Tal y como hemos visto anteriormente, los elementos de activo ordenan de menor a mayor liquidez. Los elementos del activo corriente tardan como máximo un ciclo normal de explotación en convertirse en dinero líquido. En cambio, el activo no corriente lo hace en más de un ciclo.

Los elementos del activo no corriente tienen una vinculación al patrimonio que supera el ciclo normal de explotación que suele ser un período de un año.

Se incluirán en el activo circulante todos los elementos que tengan una vinculación al patrimonio inferior o igual al ciclo normal de explotación o, si se desconoce el ciclo, a un período de un año:

  • En la masa de existencias se incluirá el valor de los bienes que cumplan esta característica, como son las materias primas, mercancías, productos acabados, …etc.
  • En deudores comerciales y otras cuentas a cobrar se incluirán los derechos de cobro que se hayan generado a partir de operaciones comerciales. Es decir, ventas pendientes de cobro.
  • Las inversiones financieras a corto plazo incluirán el valor de aquellos derechos que surjan como consecuencia de operaciones financieras (compra de acciones y préstamos concedidos cuyo vencimiento es inferior a un año), la masa de periodificaciones.
  • Finalmente, en efectivo y otros activos líquidos equivalentes incluirán el dinero disponible en cuentas bancarias y el que tenga la empresa en efectivo.
JORDI NAVARRO

Artículos relacionados

Deja un comentario