Diferencia entre marca y nombre comercial

En el competitivo mundo empresarial, dos términos suelen confundirse a menudo: «marca» y «nombre comercial». En este artículo te vamos a explicar la diferencia entre marca y nombre comercial.

A primera vista, pueden parecer sinónimos, pero en realidad, tienen distintas funciones y características legales. Este artículo te guiará a través de las diferencias clave entre estos dos términos y su importancia en los negocios en países como España y México.

diferencia entre marca y nombre comercial
Las diferencias entre marca y nombre comercial

¿Qué es una Marca? Definición y Ejemplos

Una marca es mucho más que un simple nombre. Es un signo distintivo que identifica y diferencia los productos o servicios de una empresa de los de sus competidores.

Puede estar compuesta por palabras, imágenes, formas, colores, sonidos e incluso olores.

Por ejemplo, la manzana mordida de Apple es una marca registrada reconocible en todo el mundo.

Sin embargo, la marca Apple no sólo incluye su logo, sino también su nombre, la tipografía utilizada, y su eslogan «Think Different».

Incluso la experiencia única en sus tiendas Apple Store forma parte de su marca.

¿Qué es un Nombre Comercial? Definición y Ejemplos

El nombre comercial, por otro lado, es el nombre bajo el cual una empresa realiza sus operaciones comerciales. También se le llama «nombre de fantasía» o «nombre de doing business as (DBA)».

Lectura recomendada:  Libro de socios de una empresa, qué es y para qué sirve

Es el nombre con el que la empresa se presenta al público y a otros negocios.

Un buen ejemplo en España podría ser «El Corte Inglés», la famosa cadena de grandes almacenes.

En México, «Bimbo» es un nombre comercial reconocible que es sinónimo de pan de molde y productos de panadería.

Diferencia Clave Entre Marca y Nombre Comercial

Aquí es donde muchas empresas se confunden. Aunque ambos términos se refieren a identificadores comerciales, tienen usos diferentes.

El nombre comercial identifica a la empresa misma, es el nombre que la empresa usa en su día a día.

La marca, sin embargo, tiene una función más amplia. Una marca puede incluir no sólo el nombre comercial de la empresa, sino también logotipos, eslóganes, e incluso características únicas de empaque y presentación.

Por lo tanto, puedes pensar en el nombre comercial como una parte de la identidad de marca más amplia de una empresa.

Diferencias Legales entre una Marca y un Nombre Comercial

Si bien la marca y el nombre comercial son fundamentales para la identidad de cualquier empresa, la forma en que son tratados legalmente varía considerablemente y tiene implicaciones cruciales para los empresarios.

Marca

Las marcas son protegidas legalmente a nivel nacional (e incluso internacionalmente en algunos casos) a través de su registro en la oficina de patentes y marcas correspondiente, como la Oficina Española de Patentes y Marcas en España y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial en México.

La protección de la marca tiene un alcance más amplio que la del nombre comercial, ya que cubre todo el país y se aplica a todas las industrias.

Esto significa que si registras una marca, tienes el derecho exclusivo de usarla para identificar tus productos o servicios en todo el país.

El registro de una marca implica un proceso más complejo y costoso que el de un nombre comercial.

Lectura recomendada:  Comprar en China online: Guía completa y consejos

Generalmente, debes demostrar que tu marca es distintiva y no se parece demasiado a otras marcas existentes.

Además, algunas marcas pueden no ser registrables por diversas razones, como ser demasiado genéricas o descriptivas, o engañosas para los consumidores.

Nombre Comercial

El nombre comercial, por otro lado, es el nombre bajo el cual una empresa realiza sus operaciones comerciales.

La protección del nombre comercial está generalmente limitada a la región o al sector de actividad en el que la empresa opera, y su registro suele ser un proceso más sencillo y menos costoso que el de la marca.

Sin embargo, aunque el registro del nombre comercial te da el derecho a usar ese nombre en tu región o industria, no necesariamente evita que otras empresas registren una marca similar.

Por ejemplo, si registras un nombre comercial en Madrid y otra empresa registra la misma marca en Barcelona, puedes encontrarte en una situación complicada.

Por lo tanto, es esencial para los empresarios entender estas diferencias y tomar decisiones informadas sobre si registrar tanto el nombre comercial como la marca.

Un asesor legal o un consultor de marca pueden proporcionar orientación valiosa en este proceso.

Recuerda que las leyes específicas pueden variar de un país a otro, por lo que siempre es mejor buscar asesoramiento local.

Además, debes tener en cuenta que tanto las marcas como los nombres comerciales pueden ser infracciones si son demasiado similares a otros ya existentes, por lo que es crucial hacer una investigación exhaustiva antes de proceder con el registro.

Por qué es Importante la Diferencia entre Marca y Nombre Comercial

En el contexto legal, es esencial entender que el nombre comercial y la marca se protegen de manera diferente.

En España, por ejemplo, el nombre comercial se registra en la Oficina Española de Patentes y Marcas, y en México en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Lectura recomendada:  Traspaso de negocios por jubilación

Un nombre comercial registrado ofrece protección contra su uso por parte de otras empresas en la misma región y sector de actividad.

Por otro lado, una marca registrada proporciona protección en todo el país (y potencialmente internacionalmente), independientemente del sector de actividad, siempre que pueda haber confusión entre los consumidores.

Artículos relacionados

Visita nuestros artículos de otras categorías

Herramientas digitales gratis para tu negocio

JORDI NAVARRO

Deja un comentario