Diferencia entre Emprendedor y Empresario

Las diferencia entre emprendedor y empresario son de los conceptos más discutidos en el mundo económico y empresarial. Comúnmente, se piensa que cualquier emprendimiento genera inequívocamente una empresa. En ocasiones, las diferencias pueden ser notables, especialmente al relacionarse en un entorno económico empresarial dinámico.

Para algunos expertos, una empresa representa la evolución natural y exitosa de un emprendimiento. En la opinión de otros, son tipos de negocios que no siempre se relacionan, sobre todo cuando se trata de un emprendimiento en pequeña escala. Un emprendedor y un empresario se distinguen fundamentalmente en sus objetivos y el tamaño del negocio que están desarrollando.

diferencia entre emprendedor y empresario
Diferencia entre emprendedor y empresario

También, se pueden diferenciar ambos conceptos a través de diversos elementos en cuanto al origen, objetivo, la forma de trabajo e incluso la magnitud del capital de la empresa. Por supuesto, hay que destacar, que se puede ser emprendedor y empresario al mismo tiempo, aunque se requieren cumplir una serie de procesos.

8 Diferencias entre el emprendedor y el empresario

Idea y origen del negocio

La primera diferencia entre emprendedor y empresario es el origen del negocio. Los empresarios utilizan ideas ya existentes para desarrollar sus negocios. También tiene la capacidad técnica y financiera de abrir nuevos mercados desconocidos en un momento determinado en diferentes escalas.

Por su parte, un emprendedor intenta desarrollar un concepto propio a partir de una idea innovadora. Un emprendedor está obligado a inventar el concepto y los procedimientos para desarrollarlo. Para ello, usa sus propios recursos hasta que su negocio crece lo suficiente y se convierte en beneficiario de inversiones.

Al emprendedor lo motiva la convicción y confianza en su idea de negocio mientras que el empresario, a pesar de su convicción, busca proyectar negocios sólidos con periodos de retorno para su inversión establecidos.

Competencia

El emprendedor debe construirse su proyecto desde cero y competir en mercados sin experiencia previa. Por otro lado, el empresario compite en un entornos hostiles. Los empresarios adquieren reconocimiento y prestigio que puede generar rivalidades especialmente si están en el mismo campo.

Generalmente, los emprendedores no buscan rivalidades al momento, se inclinan hacia la cooperación con otros emprendedores que compartan ideas similares. El emprendedor trata de aprovechar los intereses comunes entre un grupo de otros emprendedores, a partir del beneficio mutuo, en alianzas o asociaciones que pueden durar mucho tiempo. Cuando los emprendedores alcanzan dichas alianzas se establecen las bases de una empresa.

Ubicación y sede

Otra diferencia entre emprendedor y empresario es la ubicación y el sitio en donde se encuentre. Por supuesto, un emprendimiento no tiene el suficiente dinero para crear instalaciones al momento de iniciar. La mayoría de los emprendimientos no tienen sede fija para su negocio, hasta que acumula el suficiente capital para invertir en la creación de dichas instalaciones.

Una empresa conformada, cuenta con sede fija en condición de arrendamiento o propia. Así mismo, el empresario invierte gran parte de su capital en sus instalaciones, insumos, materia prima y en la construcción de un entorno agradable para sus trabajadores. El empresario requiere de espacios amplios, zonas comunes para trabajadores y segmentados para los directivos y gerentes.

Experiencia

En muchas ocasiones, los empresarios inician como emprendedores. De hecho, la mayoría de las compañías más importantes de la actualidad como Facebook, Apple o Amazon nacieron como un emprendimiento en sus inicios. Mediante la creación de un modelo de negocio exitoso que se convierte en una empresa.

El empresario cuenta con años de experiencia en la resolución de conflictos y cualquier otro problema que entorpezca el desarrollo del negocio. Los emprendedores se ven obligados a sobreponerse ante las circunstancias y encontrar soluciones rápidas sobre dichos problemas.

Los proyectos que desarrollan los emprendedores, se caracterizan por la improvisación para re-adaptar su trabajo en función de las exigencias. Es común que los empresarios tengan equipos de trabajo que puedan generar dichas soluciones en caso de que quieran entrar en un nuevo mercado.

Entorno y trabajadores

Las empresas tienen una estructura laboral sólida. Cuentan con un organigrama que permite desempeñar las funciones comunes que requiere una empresa. Un empresario se concentra en tareas de gerencia y dirección de su empresa. Aunque la mayoría de los CEO modernos también tiene una activa participación en la ejecución de los proyectos particulares.

Los emprendedores se deben encargar de muchas cosas, desde el principio de la idea, la ejecución del proyecto y el uso de las herramientas para el cumplimiento de los objetivos. Los emprendedores tienen un pequeño grupo, generalmente familiar o comunitario para el cumplimiento de las tareas referentes al proyecto.

Objetivos

Realmente los objetivos son los mismos. Tanto el emprendedor como el empresario buscan generar ingresos a partir de sus inversiones. Se diferencian en el destino de dichos ingresos. Mientras los empresarios buscan los beneficios para la compañía, los emprendedores buscan cumplir las metas personales y sociales que se han planteado.

Las limitaciones conceptuales al momento de diferenciar los objetivos entre un empresario y un emprendedor son evidentes. Por ejemplo, una empresa puede tener como objetivo apoyar a emprendedores para que desarrollen nuevas ideas y así favorecer a la propia empresa. Se trata de una escalada que favorece a la compañía.

Por otro lado, los proyectos emprendedores, pueden tener como objetivo la creación de una empresa en poco tiempo.

Productividad

Por obvias razones, las empresas tienen mayores ingresos de los que puede generar un emprendimiento. Un empresario invierte mucho dinero en mejorar sus medios de producción, técnicas de producción, maximizando sus beneficios. Los emprendedores tratan de construir un negocio perdurable en el futuro. Los ingresos no suelen ser la principal meta para un emprendedor, más bien buscan consolidar un modelo de negocio que permita crecer.

El objetivo final de un emprendedor es hacer que su negocio deje una impronta en el mundo. Los empresarios ya han dejado dicha huella al crear un producto o un servicio específico, por lo tanto se busca maximizar el ingreso. También, puede generar un impacto muy positivo en la sociedad especialmente cuando se trata del apoyo que puede dar a otros sujetos económicos.

¿Cómo pasar de emprendedor a empresario?

Como mencionamos anteriormente convertirse en empresario es visto como uno de los pasos naturales de un emprendimiento. Se requieren de algunos procesos exitosos. Se trata de un proyecto a largo plazo, que desarrolla y ejecuta una idea inicial. Aquí repasaremos algunos de esos procedimientos:

Modelo de negocio

Uno de los retos más importantes al momento de convertir el emprendimiento en una empresa, es crear un modelo de negocio sostenible y dinámico. Es importante que se adapte a las circunstancias que se presentan.

Se debe crear un modelo de negocio que reduzca los riesgos en las inversiones realizadas. Un emprendimiento se enfrenta a la inestabilidad y la poca rentabilidad al iniciar.

Planificación de las ideas

Una vez ideado el modelo de negocio, para desarrollar las idea debes crear un plan de negocios que permita planificar las ideas de tu proyecto. Se trata de hacer un plan conciso en un documento que permite administrar las tareas y gestionar eficientemente los recursos disponibles.

En el mismo, se plasma el destino de las inversiones y la cantidad de trabajadores que se requieren para desarrollar el producto. Es muy fácil encontrar la asesoría adecuada para que tu plan de negocios sea exitoso y viable.


Artículos relacionados

Deja un comentario