Seguro responsabilidad civil autónomos

Todo trabajador por cuenta propia que tenga un negocio debe contar con el llamado seguro responsabilidad civil autónomos. De este modo estarás protegido en todo momento ante cualquier imprevisto.

Nunca se sabe cuando va a ocurrir un desastre, con lo cual más vale prevenir que curar. Se recomienda que todos los autónomos por cuenta propia contraten un seguro. No obstante, algunas actividades tienen la obligación legal de contratar un el seguro responsabilidad civil autónomos, tal como establece la ley de contrato de seguro.

seguro responsabilidad civil autonomos
Seguro responsabilidad civil autónomos

En este artículo se muestra todo lo relacionado con este tipo de seguros, de manera que tengas toda la información necesaria sobre este tema. Sigue leyendo!!!

¿Qué es el seguro responsabilidad civil autónomos?

El seguro responsabilidad civil autónomos, es un contrato que se realiza con una compañía de seguros, que se encargará de velar por la seguridad y proteger a un trabajador autónomo. Todo esto por cualquier agravio que pueda padecer y que ocurra en el instante en que se encuentre ejerciendo su labor.

También, cubre ciertos gastos como lo son por motivo de alguna contingencia que pueda presentarse relacionada con los trabajadores y con los productos que fabrica, con los servicios que presta y si es víctima de la explotación en el trabajo.

Tipos de seguro responsabilidad civil autónomos

Existen dos tipos de seguros de responsabilidad civil que son el general y el profesional:

  • El primero se hace responsable por daños materiales y personales durante se desarrolla la actividad laboral,
  • El segundo se trata de daños económicos, físicos o patrimoniales que pueden ser causados por profesionales y que perjudiquen a un tercero durante el desarrollo de su actividad económica.

¿Es imprescindible contar con este seguro?

Hay muchos tipos de actividades en las que es indispensable contar con este tipo de seguro como medida de prevención. Tanto por parte de la empresa como de los empleados que trabajan en ella, siendo la administración pública la que fija dichos supuestos.

Sin embargo, todos aquellos trabajadores autónomos que asumen riesgos  frente a terceros, están obligados contratar un seguro para cubrir los daño que se puedan generar, independientemente de si existe un contrato o no.

Por esta razón, es necesario disponer de ciertas herramientas que te permitirán enfrentar situaciones inesperados. Con lo cual, el seguro responsabilidad civil para autónomos sirve para cubrir cualquier eventualidad que pueda suceder cuando se está en actividad laboral.

¿Para qué trabajos es obligatorio el seguro responsabilidad civil autónomos?

Esto va a depender de la actividad laboral que se lleve a cabo. Aquí se muestra una lista detallada de todos aquellos trabajos en los que es obligatorio este seguro:

  • Actividades de ocio o espectáculos.
  • Empresas y técnicos encargados de realizar mantenimientos de ascensores.
  • Empresas dedicadas a la restauración y hostelería.
  • Transporte colectivo ya sea escolar o público.
  • Compañías de organización de eventos.
  • Agencias de viaje.
  • Centros de enseñanzas.
  • Conjuntos deportivos.
  • Personas dedicadas a trabajos en instituciones sanitarias privadas.
  • Administradores concursales.
  • Abogados y corredores de seguros.

Poseer este seguro es necesario para todos aquellos autónomos que tengan un establecimiento donde se circule libremente, tanto si posees empleados a tu cargo o si no. Ciertamente, este es un requisito imprescindible para poder adquirir la licencia y trabajar en infinidad de negocios, entre los que se encuentran bares, restaurantes, tiendas…, etc.

También, existen ciertas actividades en las cuales no es requerido este tipo de seguro. Sin embargo, que no se exija no quiere decir que no sea necesario.  El solo hecho de hacer un trabajo por el que se obtiene una remuneración, implica que existe el riesgo de ocasionar algún daño a terceros.

¿Qué cubre este seguro?

Cubre daños ocasionados a un tercero. La empresa aseguradora se hará responsable si el autónomo no cumple con sus obligaciones. Estas pueden ser por olvido, por fallo, por revelar información privada o por descuido que traigan como consecuencia pérdidas económicas.

Otra cobertura, que es de suma importancia, es la protección legal, ya que en la actualidad un autónomo puede ser acusado con motivos o sin ellos. A continuación, se muestra una lista detallada con todas las situaciones en las cuales se puede requerir contar con este seguro:

  • Declaración inexacta.
  • No cumplir con obligaciones y deberes, ya sea por error u omisión.
  • No cumplir con el deber de la confidencialidad.
  • Agravios procedentes de daños materiales o personales que son causados a terceros.
  • Agravios a patrimonios primarios que conlleven pérdidas económicas.
  • Gastos derivados de procedimientos penales o civiles.
  • Extravío de documentos.
  • Fianzas judiciales que sean consecuencia de procedimientos de responsabilidad civil.
  • Violar la intimidad de un tercero.
  • Incapacidad profesional.
  • Deslealtad de empleados.
  • Cancelación de honorarios diferidos.
  • Daños materiales.
  • Daños personales.
  • Gastos por motivo de defensa por reclamos debido al uso no autorizado de marcas registradas, derechos de autor.
  • Responsabilidad civil general.
  • Daños a un tercero que ocurra tanto dentro como fuera de sus instalaciones.
  • Obligación civil patronal.
  • Perjuicios sufridos por empleados resultados de un accidente laboral.

Coberturas adicionales

En la sección anterior se mostró una lista con la cobertura básica del seguro responsabilidad civil autónomos. Pero también, existen otras coberturas que son:

  • Pago de multas.
  • Daño de documentos.
  • Reemplazo de empleados.
  • Reclamos sin fundamentos.
  • Pérdida de credibilidad.
  • Cancelación de gastos por asistencia psicológica.

¿Cuál es el coste del seguro responsabilidad civil autónomos?

El coste difiere dependiendo de la actividad o el tipo de local. Para casos en los que se trate de un trabajo que no implique tanto riesgo el coste de la prima anual está alrededor de 150 euros. Por otro lado, para aquellas actividades que suponen un riesgo mayor puede tener un valor de hasta 700 euros.


Artículos relacionados

Deja un comentario