Póliza de crédito, qué es y para qué sirve

Una de las alternativas de financiamiento más solicitadas por autónomos y PYMES, es una póliza de crédito.

Se trata de un instrumento financiero donde un banco autoriza y otorga la cantidad de dinero que hayas solicitado. Por él, deberás pagar una tasa de interés, pero solamente por el dinero que hayas utilizado y según el tiempo transcurrido.

poliza de credito
Póliza de crédito

La póliza de crédito se conoce como una línea de financiación donde la entidad bancaria facilitará una cantidad de dinero al cliente por un tiempo acordado.

Para qué sirve una póliza de crédito

Las pólizas de crédito aportan liquidez a corto plazo para los clientes que tenga este producto contratado. Los clientes accederán al dinero que necesiten según las cuantías que el banco autorice.

No aparecerá como un “saldo disponible o positivo” en la cuenta, como otros tipos de financiación. Es decir, la póliza de crédito empezará a trabajar cuando la cuenta bancaria esté por debajo de cero. Por ejemplo, si tienes aprobada una póliza de 10.000€, significa que tu cuenta bancaria puede bajar hasta -10.000€.

Tienes la ventaja de que pagarás intereses solo por la cantidad de dinero utilizada  y no por el total del crédito aprobado. Las pólizas de crédito son otra de las alternativas de “emergencia” que una empresa puede disponer para momentos puntuales.

Las entidades bancarias también ofrecen la opción de pagar los intereses de forma trimestral o semestral, garantizando comodidades de pago.

¿Cuál es la función de una póliza de crédito?

La función de una póliza de crédito, es dar liquidez a la empresa en momentos puntuales. Como sabes, todo negocio tiene momentos de falta de liquidez o tensiones de tesorería.

Es entonces cuando entra en juego este producto financiero. Se puede utilizar por ejemplo, para el pago a proveedores y/o pagos de impuestos entre otros. Saber gestionar la liquidez es muy importante en todo negocio si no quieres que los intereses se disparen.

En resumen, una póliza de crédito es un instrumento financiero ideal para costear aquellas necesidades financieras de corto plazo que sean puntuales.

Características de una póliza de crédito

La póliza de crédito o línea de financiación es una opción de “endeudamiento” que tiene una empresa por un tiempo determinado. Veamos las características a tener en cuenta:

  • La empresa podrá tener un saldo negativo en la cuenta hasta el límite máximo de la póliza.
  • Los clientes pagarán solo los intereses por el dinero utilizado.
  • Está pensado para utilizarse en momentos puntuales.
  • Para contratarla se generarán una serie de gastos y comisiones bancarias, como la comisión de apertura o gastos de notario.

Diferencias entre pólizas de crédito y préstamos bancarios

Conseguir el mejor método de financiación para una empresa no siempre es tarea fácil. Según el tipo de necesidades, las pólizas de crédito o un préstamo bancario suelen ser las mejores alternativas. No obstante, existen diferencias entre crédito y préstamo que debes conocer antes de su contratación.

Con un préstamo bancario, recibirás todo el dinero directamente en la cuenta. Los intereses se cargarán sobre el total recibido. Si la necesidad de tu empresa pasa por tener disponible todo el dinero que hayas solicitado al banco, la mejor opción es el préstamo bancario.

Por otro lado, con una póliza de crédito, solo deberás pagar los intereses según el dinero que realmente hayas utilizado y no por el total aprobado.

Cuando solicites una póliza de crédito, el banco te autorizará cierta cantidad de dinero pero no te aumentará el saldo de la cuenta. Más bien lo contrario, empezarás a utilizar ese crédito cuanto tu cuenta esté en negativo.

Por qué contratar una póliza de crédito

Las pólizas de crédito es la alternativa más utilizada por las empresas. Los intereses se pagan solo por el total utilizado y no por todo el dinero aprobado, como sí ocurre con los préstamos.

Podrás pagar las pólizas de crédito de manera trimestral o semestral y tendrás la oportunidad de renovarlas cada año. El beneficiario tiene derecho a conocer el tiempo de pago, la fecha de vencimiento y la opción de prorroga.

Desventajas de las pólizas de crédito

A pesar de que es uno de los instrumentos de financiación más demandados por pequeñas y medianas empresas, existen ciertas desventajas al gestionarlas.

Como toda financiación, los clientes pagarán los intereses y comisiones según el tiempo establecido, donde podrían ser más elevadas con respecto a otros créditos.

Los clientes tendrán que presentar bastantes documentos para gestionar las pólizas de crédito.

Con respecto a los intereses, deben ser pagados según las condiciones de tiempo establecidas en el contrato.

Algunas de las comisiones que enfrentan las pólizas de crédito son las comisiones por apertura, revisión anual, disponibilidad, saldo excedido y contratación.

JORDI NAVARRO

Artículos relacionados

Deja un comentario