Ampliación de capital sociedad limitada

Uno de los recursos con los que cuenta una SL cuando necesita recursos, es hacer una ampliación de capital sociedad limitada.

A pesar de las expectativas que se tengan en un proyecto empresarial, no hay que eludir la posibilidad de encontrarse en una situación financiera complicada. Para estos casos, es fundamental ser preventivo y adelantarse a los hechos.

ampliacion de capital sociedad limitada
Ampliación de capital sociedad limitada

Una de las figuras jurídicas más empleadas por las sociedades que están a punto de caer en una crisis financiera o quieren realizar inversiones importantes, es la ampliación de capital. No obstante, esta requiere de estudio y análisis para determinar si se adecua con el contexto social. Vamos verlo detalladamente. Sigue leyendo!!

Qué es la ampliación de capital sociedad limitada

Es una operación accionada por la Junta Directiva de la sociedad limitada, basada en el aumento del capital social inicial. Este puede realizarse por medio de nuevas participaciones o nuevos inversionistas.

La ampliación no solo es de utilidad para afrontar un mal escenario financiero, sino para expandir las capacidades monetarias del ente social y así, abarcar proyectos más ambiciosos a largo plazo.

Cabe mencionar que la ampliación de capital puede ser ejecutada por la sociedad limitada, una sociedad anónima y cualquier otra figura que cuente con un capital de índole social. Por ende, las asociaciones o autónomos no pueden acudir a la ampliación, debido a la naturaleza del capital.

La ampliación es admitida en cualquier momento, inclusive, inmediatamente luego de la constitución de la sociedad limitada, una vez que esta haya alcanzado una cifra de dinero que le permita tener un capital más amplio.

Aunado a esto, las sociedades limitadas pueden comenzar su gestión con un capital mínimo de 3.000 euros, por lo que la expansión de este es admisible.

Consecuencias de la ampliación de capital de una SL

La ejecución de la ampliación del capital de la sociedad limitada tiene como consecuencia:

  • Aumento de la cifra del capital inicial. En este caso, la sociedad no podrá repartir beneficios a los accionistas hasta que el patrimonio social haya excedido el monto mínimo del fondo.
  • Requerimiento de las aportaciones de los accionistas y socios. Estas pueden ser dinerarias o no, directas o por medio de terceros.
  • Aumento en las participaciones o creación de nuevas suscripciones.

Tipos de ampliaciones de capital

Como hemos mencionado, la aportación de bienes tangibles y monetarios puede provenir de nuevos accionistas o socios iniciales. No obstante, es menester distinguir entre varios tipos de ampliación de capital, dependiendo de su naturaleza:

  • Dineraria: es el tipo convencional, referido a la aportación en efectivo o dinero virtual. Este se refleja inmediatamente en el capital de la sociedad o por la emisión de nuevas participaciones sociales, claro, en el caso de las sociedades limitadas.
  • No dineraria: en este caso, el valor que ha aportado el socio es un bien o activo, el cual dota a cambio de acciones. Aquí será necesaria la respectiva documentación para tener certeza de la propiedad donada y por supuesto, cuál es el valor de esta. En el caso de la sociedad limitada, la valoración de los bienes no está sujeta a formalidades (comprobación de un tasador).
  • Liberada: la ampliación es ejecutada con base a las reservas de la sociedad. En resumen, no hace falta que los inversionistas iniciales aporten más dinero para mantenerse como socios, en caso que ya cuenten con los derechos de suscripción.
  • A la par: los inversionistas iniciales deberán pagar el mismo precio del nominal de su título.
  • Por encima de la par: adicional al valor equivalente, también se requiere el pago de una cuota fijada con antelación.

Pasos a seguir

Para elevar el monto mínimo del capital social, hay que seguir una serie de pasos que van en conformidad con lo establecido en las Ley de sociedades de capital. Aquí resumimos el proceso de una manera práctica y detallada:

Modificación de acta y estatutos

En los estatutos se reflejan todos los términos que guiarán a la sociedad limitada para cumplir sus objetivos. Por ello, si se decide aplicar la ampliación de capital es fundamental que esto se notifique a voz popular. Es decir, que todos los socios sean notificados y que aprueben la moción, de lo contrario, la ampliación no es procedente.

Respecto a la cantidad de socios que deben estar de acuerdo con la expansión del fondo social, la mayoría de fuentes asesoras recomiendan establecer un régimen de mayorías cualificadas. Es decir, no es conveniente asumir la opinión del 51% de la Junta, ya que pueden presentarse mayorías de dos tercios.

Desarrollo

El consejo de administración o administrador es el encargado de hacer la propuesta a la junta de accionistas o socios para aplicar la ampliación de capital. No obstante, esta acción también puede ser iniciada por uno de los miembros, pero solo en caso que posea más de 5%.

La propuesta debe ser presentada por medio de un documento escrito. En caso que el cambio sea aprobado, este archivo debe ser notariado y avalado con un certificado del banco, en el que se reflejará el depósito del dinero. Una vez hecha pública la escritura, se tramita la inscripción en el Registro Mercantil.

Evidentemente, estos pasos deben ejecutarse una vez que la junta de accionistas ha discutido el tipo de ampliación de capital y luego de haberse estudiado la posibilidad de cada socio para mantener su derecho de suscripción.

Tomar en cuenta la estabilidad financiera de los accionistas es fundamental para determinar la manutención del capital social, una vez que se ha realizado la ampliación.

Una ampliación de capital sociedad limitada, ¿tiene riesgos?

En principio, no. De hecho, la ampliación de capital es empleada como una herramienta para demostrar la audacia y profesionalismo de la sociedad limitada. Esto demostrará que esta está dispuesta a emprender proyectos de mayor envergadura que requieren de un capital amplio.

No obstante, durante la ejecución de la ampliación pueden suscitar algunos problemas con los inversionistas iniciales y los nuevos accionistas. Esta situación es denominada “efecto dilución”.

La dilución se presenta cuando alguno de los accionistas o socios no cuenta con los bienes solicitados por la sociedad para permanecer con los derechos de suscripción. Si bien parece que, inicialmente, solo afecta al socio en sí, podría influir negativamente en la sociedad, desequilibrando la organización.

Para evitar que la sociedad caiga en esta figura, es recomendable que las aportaciones sean realizadas por encima de la par.

Ventajas de una ampliación de capital

Una sociedad hace una ampliación de capital con el propósito de aumentar sus fondos y poder realizar nuevas inversiones, financiar proyectos, adquirir nuevas propiedades y demás beneficios. Todas estas acciones se ven reflejadas en la innovación, crecimiento y prosperidad de la sociedad.

Son incontables los beneficios que conlleva una aplicación de capital, una de sus ventajas más importantes es el fortalecimiento de la imagen de la empresa.

Una buena imagen deja abierta la posibilidad de llamar el interés por parte de clientes, proveedores e inversionistas. Además de aumentar la probabilidad de internacionalizar la empresa e impulsar aún más su crecimiento.

La ampliación de capital permite además evitar el pago de intereses por préstamos bancarios, dando a la empresa un buen financiamiento que le permita crecer y fortalecerse.


Artículos relacionados

Deja un comentario