Cómo calcular el precio de venta

Cuando eres nuevo en el mundo de los negocios quizás una de las cosas más difíciles de saber cómo calcular el precio de venta de los productos que vas a vender.

La estrategia de precios en una empresa es una parte importante a tener en cuenta, ya que, de esto depende que tu proyecto tenga éxito en el largo plazo.

como calcular el precio de venta
Cómo calcular el precio de venta

Por ello, este artículo está hecho con el objetivo de que conozcas toda la información necesaria sobre este tema tan importante. Sigue leyendo!!

Métodos para calcular el precio de venta

1. Método de contribución

Este es uno de los más usados para calcular el coste de venta. Aquí, el margen de contribución es la ganancia que se percibe del artículo en base al precio de venta.

Para determinar el precio de venta dependerá de diferentes factores como:

  • El gasto fijo de la empresa.
  • Costes variables.
  • Inversión.
  • Tiempo que se tardará la recuperación de dicha inversión.

2. Método de la utilidad bruta

Es una de las maneras clásicas para hacer este tipo de cálculos. Está orientado a minoristas o para una venta directa y también es usado por supermercados, tiendas que se dedican a la venta de ropa, entre otras.

Para hacer este cálculo tienes que establecer el porcentaje de margen que se va a atribuir al artículo. Este beneficio es sugerido por mayoristas, el mercado donde se encuentra tu negocio y diferentes factores. Una vez hecho esto, se procede a multiplicar el precio de compra del artículo por el porcentaje para posteriormente sumar el resultado al coste.

Estos dos métodos son igual de efectivos para hacer el cálculo del precio de venta. Aunque, este valor es el sugerido, porque siempre es importante estudiar el mercado para definir cuál será el coste final del producto.

Cómo hacer el cálculo del precio de venta al por menor

Mediante la ecuación

Este método es usado por empresas que gestionan grandes cantidades de productos y sectores donde hay mucha competencia. A continuación, se muestra una ecuación sencilla para calcular el precio de venta:

Precio de venta=((Coste del artículo)/(100-%Margen))x 100

Es una forma simplificada de hacer este cálculo. Antes de aplicarlo, debes estudiar algunos factores como costes fijos y variables, así como también cuánto están dispuestos a pagar tus posibles clientes por el producto que estás ofreciendo.

Precios más orientados al mercado

Se trata de realizar una comparación de artículos que sean parecidos a la competencia, de manera que puedas establecer cuál es el precio alto y bajo para posteriormente obtener un promedio de ellos.

Una vez hecho esto, puedes elegir colocar un coste más alto que el de tu competencia directa o establecer un precio más bajo. Las dos opciones tienen sus ventajas y desventajas, es solo cuestión de que analices bien cada caso.

También, es útil para hacer el cálculo del precio límite que puedes usar. Esto quiere decir, que del coste del mercado se descuenta el margen de beneficio y la parte que resta es el coste objetivo.

Un ejemplo de esto sería si tienes un negocio donde se hacen muebles y el coste promedio del mercado de muebles es de 100 euros, entonces ¿Cuál es el coste objetivo si deseas obtener un margen de beneficio del 50%?

Cada uno de los muebles debe ser fabricado por 50 euros, ya que, un precio más alto de este límite reduciría el margen. Para poder establecer el margen debes tener en cuenta si el producto o artículo que estás ofreciendo es único, de manera que puedas añadir un margen un poco más alto.

Ahora bien, es momento de estudiar el precio basado en el valor de mercado. Se concentra básicamente en cuánto dinero están dispuestos a pagar por el artículo y las ventajas que tu empresa les ofrece en comparación con otros productos. Como podrás observar esto dependerá de la claridad de los beneficios brindados.

Costes dinámicos

Con esta táctica, la empresa fija costes que pueden variar según la demanda de los mismos en el mercado. Esto lo hacen con la finalidad de poder amoldarse mejor a las costumbres de compra del cliente.

Si ofreces mejores servicios en términos de políticas de devolución, mejor calidad, atención a los clientes, superarás a tus competidores y la gente estará dispuesta a dar un poco más de dinero por el producto.

Ten presente que aquellos clientes que no se satisfacen tan fácilmente no son muy rentables, por lo cual podrías cobrarle un coste un poco más alto. Para finalizar, puedes optar por usar métodos de precios fijos para captar mayor clientela.

Definir el coste de venta de un producto para pequeños fabricantes

En primer lugar, es necesario hablar de algunos términos que son importantes para entender este tema. Esto engloba desde comprar los materiales para fabricar dicho producto hasta los demás factores que lo integran.

Además, se debe agregar el valor de las horas invertidas por parte de los operadores para poder llevar a cabo la realización del mismo y el valor de otros gastos que están vinculados de cierta forma con la producción. Una vez que tengas claro todos estos puntos se procede a realizar el cálculo a través de la siguiente expresión:

  • Precio de venta al por mayor= Materiales + Mano de Obra + Gastos + Beneficio
  • Precio de venta al público = Precio al por mayor x 2

Cálculo del precio de venta justo

Ahora bien, el cálculo del precio de venta al por mayor no debería ser un problema con la ecuación antes mostrada. Sin embargo, hay que desglosar dicha ecuación e integrar algunos factores de interés como el beneficio que deseas obtener.

Este último puedes agregarlo realizando un pequeño incremento del coste que generalmente está entre 2 y 2,5.  De esta manera, se establece como:

  • Coste del producto= Materiales + Mano de obra
  • Precio al por mayor= (Coste del producto+Gastos)  x (Incremento del precio)
  • Precio al por menor=(Precio al por mayor)  x (Incremento del precio)

Variables para calcular el precio del producto para pequeños fabricantes

Materiales

Cuando se habla de materiales se incluye todo que lo uses para la creación del producto. Esto va desde un simple lápiz, hasta una el empaque del producto.

Mano de obra

Se trata de incluir el tiempo que  conlleva hacer el producto, multiplicado por el pago por hora de un empleado o el tuyo en caso de que seas tú mismo quien fabrique el artículo.

Gastos varios

En este caso, se trata de cualquier pago extra que debes hacer para que se pueda vender tu artículo como:  envío, pago de aranceles por la compra de materia prima, imprevistos… etc.

También, debes incluir otro tipo de pagos fijos, ya que todos los meses tienes pagos de alquiler, electricidad, agua, luz e Internet. Lo puedes hacer sencillamente sumando todos los consumos estables y dividirlos por el total de productos que haces al mes para tener un estimado.

Importancia del precio de venta cuando eres un pequeño fabricante

Saber cómo calcular el precio de venta cuando eres un pequeño fabricante es de suma importancia. Aunque no lo creas fijar correctamente este precio es vital, ya que, es lo que determinará la victoria o el fracaso de tu negocio.

Primero, si el coste es muy bajo no te permitirá que tu negocio se mantenga. Cuando estás comenzando es complicado ganar clientela, por lo que se convierte en tema difícil de asimilar.

Por otro lado, los precios a nivel medio no te permitirán producir lo suficiente como para poder crecer. Dicho de otra forma, te mantendrán estancados en ese mismo punto.

Por último, existe el extremo opuesto y es que el coste sea tan elevado que tus clientes terminen eligiendo otros productos, lo cual tampoco permitirá que tu negocio se mantenga a largo plazo.

Dicho esto, queda totalmente claro cuál es la importancia de este tema, ya que, podría repercutir en la imagen deseada para tu negocio y que captes posibles clientes nuevos.

El precio influye en la marca

El precio que tiene tu producto puede afectar la manera en que el cliente ve tu marca. Por lo tanto, si la relación calidad precio no es la correcta, entonces estarás proyectando la imagen equivocada.

Se trata de que haya un equilibrio, es decir, si el coste es muy bajo puede que el cliente piense que tal vez tu producto no es bueno. Por el contrario, si el precio es lo suficientemente alto entonces proyectarás una imagen de exclusividad.

Sin embargo, debes tener cuidado porque la situación puede jugar en tu contra, causando que elijan comprar el producto de otra marca por pensar que es demasiado exclusivo para ellos.

Precios de promoción y nuevos clientes

Una de las maneras de ganar nuevos interesados en tus productos es a través de promociones y descuentos. Por ejemplo, ofrecer el típico 2×1 o paquetes de diferentes artículos en épocas especiales del año como navidad, día de las madres, …etc.

El vender más puede resultar ser muy beneficioso, pero esto funciona únicamente cuando la rentabilidad no se ve perjudicada al aplicar el descuento correspondiente. Esto significa que, si el margen de beneficio es muy bajo, entonces va a afectar directamente tu sueldo.

El precio de tus productos afecta a tu competencia directa

Debes tener presente que el precio de venta de tu producto puede dañar a tu competencia. Del mismo modo, también puede que pase contigo y tu negocio.

Rebajar los precios cuando estás pasando por un mal momento puede que aumente tus ventas, pero esto no es recomendable. Debes darle a tu negocio y profesión el verdadero valor que tiene y alejarte de esas competencias desleales que no te llevarán a nada bueno. Mantén siempre un precio justo.


Artículos relacionados

Deja un comentario