Qué es un talón bancario y sus características

El talón bancario también recibe el nombre de cheque bancario y por lo general es caracterizado por contar con una firma de la entidad bancaria emisora. Este instrumento de pago está regulado en Ley cambiaria y del cheque.

Si una entidad bancaria te ha emitido un talón bancario a tu favor, significa que tendrás su garantía.

talon bancario
Talón bancario

Lo antes mencionado implica que el dinero que corresponde al talón, va a salir de las arcas de este banco emisor del talón. Por este motivo, la posibilidad de no cobrarlo se reduce.

Vamos a ver desarrollar este concepto más detalladamente. Sigue leyendo!!

Diferencia entre un talón personal y uno bancario

Entre las principales ventajas que el talón bancario ofrece, se puede distinguir que posee su propia emisión.

Por otro lado, al momento de recibir un cheque de una empresa, o cheque personal, será necesario asegurarse que este posea fondos suficientes para cobrarlo.

No obstante, puede que la empresa emisora del talón, no cuente con suficientes fondos. Esto implica que el banco no va a aceptar el cheque y por lo tanto no se podrá cobrar. Esto en realidad pasa y supone un delito si se comprueba ser una estafa.

Es muy diferente con un cheque bancario, pues es prácticamente imposible que ocurra, ya que, el banco es el mismo emisor. La única manera en que no podrías cobrarlo, es si el banco está en medio de un concurso de acreedores, lo que es bastante improbable.

Por lo tanto, se puede concluir que el talón bancario es un producto más seguro en comparación.

¿Los talones bancarios caducan?

Los talones, sean del tipo que sean pueden caducar después de transcurridos 6 meses y 15 días del fecha de cobro. Esto implica que si después de este periodo de tiempo no lo cobras, el talón dejara de tener validez.

Tipos de talones bancarios

Este es de los productos más usados por las empresas medianas y pequeñas. Pero aún, se sabe poco sobre su definición, modalidades de emisión y demás aspectos que ahora explicamos.

Los talones bancarios, son en primer lugar, un documento de pago que te servirá para que remitas dinero a otras personas o empresas. Son tan usados gracias a su flexibilidad, pues permite detectar diversos formatos según sea la necesidad de su emisor.

Talones cruzados

Los talones cruzados, para poder cobrarlos deberán tener dos rayas paralelas en el documento.

Además, solo puede ser abonado en la modalidad denominada a cuenta. Por otra parte, siempre se deberá identificar al usuario beneficiario para el cobro, de lo contrario no podrá disponer de su liquidez.

Por diferentes causas, este es un producto financiero que en los últimos años ha perdido cuota en el mercado.

Talón personal

Entre los más habituales de estos están los talones personales, como se menciono anteriormente. Estos permiten canalizar pagos para trabajadores, clientes o proveedores. No obstante, será necesario que la empresa disponga de liquidez para que estos talones se puedan cobrar.

También, se caracterizan porque los emisores de los documentos son la misma entidad financiera, la cual también será la encargada de hacer el abono de este documento. Aun así, será el cliente el encargado de llenar y firmar el talón.

Talón conformado o talón bancario

Otro tipo de talón que se usa con mucha frecuencia por las pymes en las transacciones mercantiles, es el talón conformado. Aparte, es un documento avalado por el banco y se rubrica con un sello en el reverso y anverso del talón.

Su Finalidad y aplicación e inconvenientes

La finalidad de este documento es confirmar la transacción comercial con total rapidez. Es decir, que se compruebe que la persona o empresa dispone de la liquidez suficiente para que enfrente el movimiento bancario. En caso de no ser así, la entidad crediticia denegará la emisión del talón.

Otro aspecto importante de este talón tiene que ver con su aplicación, dado que se trata de un producto bastante seguro para los receptores. La razón de ello es que se asegura que se recibirá el dinero en los plazos que se han acordado.

De esta manera se brinda una mayor confianza para todos los que integren la transacción comercial. No obstante, para su uso, se tendrá que solicitar al banco que se certifique el estado real de la cuenta del cliente.

El problema es que a pesar de ser un proceso más seguro, también supone la realización de más papeleos en comparación a otros productos similares.

El proceso de cobro

En cuanto al proceso de cobro, a los destinatarios de este producto bancario no les queda otra opción que dirigirse a la entidad financiera emisora para cobrar por la ventanilla. El problema es que no se pueden realizar estas acciones a través de los nuevos canales tecnológicos tales como:

  • Operaciones en línea.
  • Las operaciones a través de las aplicaciones móviles
  • Operaciones a través de dispositivos o cajeros automáticos.

Otra desventaja, es que esta gestión puede ser algo compleja para los beneficiarios de estos documentos, pues pueden tardar más tiempo en cobrar el dinero. Aun así, sigue siendo un medio de pago frecuente para terceros, por la sencillez de sus mecanismos.

El importe de este documento se realizará de manera satisfactoria y correcta solo en los plazos que se hayan acordado por ambas partes al momento de la emisión. Pero, es más recomendable que el talón se formalice de forma nominativa, pues es la forma más segura de todas.

La razón de ello es que el único beneficiario será la persona cuyo nombre figure en el documento. Incluso esto llega al punto en que se puede cobrar este talón sin problema alguno, muy a diferencia de los demás modelos de pago.

Cómo cobrar un talón bancario

Si deseas cobrar un talón bancario, lo que debes hacer es ir hasta la ventanilla del banco emisor. Aunque, con la llegada de la era digital, en las instituciones bancarias, esto ha ido cambiando. En muchos bancos ya se pueden cobrar por sus apps móviles o cajeros automáticos.

En caso que el talón bancario no cuente con el nombre del beneficiario indicado en él, significará que el propietario será quien lo tenga en sus manos. Es decir, cualquier persona podrá cobrar el cheque sin necesidad que se deba identificar.

Si en caso contrario, en el talón se encuentra escrito el nombre del beneficiario, éste recibirá el nombre de cheque denominativo. Por lo tanto, se deberá identificar en la ventanilla con su documento de identidad original para cobrar.

Para evitar problemas con el cobro del cheque, tendrás que acudir al banco en un plazo no mayor a los 15 días de emisión que aparece reflejado  en el talón. Después de haberse transcurrido este periodo de tiempo aún lo puedes cobrar, pero estás a expensas de lo que diga el banco.

Esto se debe a que un talón puede ser anulado por parte del emisor una vez transcurrido los 15 días de haberse expedido.

Diferencias entre un talón y un pagare

Entre las mayores confusiones que surgen de estos productos es no saber diferenciarlo de los pagares bancarios. Si bien es cierto que estos poseen múltiples similitudes, pero a su vez tienen grandes diferencias en cuanto a su funcionamiento y su naturaleza.

Lo primero que se debe resaltar es que en los pagares se expresa la fecha de pago, mientras que en los talones bancarios no. Aparte, se distinguen en que los pagarés pueden ser avalados por otras personas.

Otra marcada diferencia se produce cuando los cheques bancarios son efectuados expresando el nombre del beneficiario y el del portador. Al contrario de ello, en los pagares bancarios se tendrá que reflejar la condición de dicho producto, así como el monto que el librador abonara a su beneficiario.

También, se debe reflejar en los pagares la fecha de pago y de emisión.  Así mismo, debes tener en cuenta que el respaldo va a ser un aspecto relevante para que puedas emitir este documento. Por ello, el beneficiario debe comprobar tu liquidez.

Compromisos que debe asumir el emisor del talón bancario

  • Disposición de saldo en la cuenta para que pueda hacer frente al pago.
  • Que el importe de la cuantía quede retenido hasta el momento del pago.
  • El no uso del dinero con el cual se hará frente a la deuda contraída, para ningún otro fin.

Ventajas del talón bancario

El talón bancario ofrece diversas ventajas entre las que se pueden resaltar las siguientes:

  • Es una forma bastante común de formalizar un pago.
  • Se cuenta con la ayuda de la institución bancaria o financiera para bloquear un monto equivalente. Así te evitas el gasto excesivo y asegurarte que podrás pagar la deuda.

Desventajas o riesgos del talón bancario

  • Después de transcurridos los 15 días del plazo, la entidad bancaria deja de retener el dinero de la cuenta del deudor. Esto implica que esa persona puede hacer uso del dinero y gastarlo.
  • En caso de un embargo a los bienes de la persona que emitió el talón, quien lo cobre no encontrara liquidez en él.

Artículos relacionados

Deja un comentario