Tipos de Jornada laboral

Existen diferentes tipos de jornada laboral. Una jornada laboral es el tiempo en el que un trabajador está a disposición exclusiva de su empleador. También, se denomina tiempo de trabajo o jornada de trabajo. Se computa por horas trabajadas, puede ser en un día, semana, mes o incluso año.

No es lo mismo jornada laboral que horario laboral. El horario laboral está compuesto por la cantidad de horas continuas o no en las que se distribuye la jornada laboral.

tipos de jornada laboral
Tipos de jornada laboral

Hay horario laboral diurno, nocturno y mixto, con regulaciones especiales cada uno. En relación a esto, hay horarios laborales continuos y horarios laborales discontinuos, vinculados con las jornadas laborales continuas y discontinuas.

Legalmente, la jornada laboral no puede exceder de 10 horas diarias, ni de 45 horas semanales. Lo habitual es establecer jornadas diarias laborales de 8 horas y de 40 horas semanales.

En las jornadas laborales continuas diarias se debe otorgar al trabajador un descanso de al menos treinta minutos, que se consideran dentro del horario estipulado. En el caso de jornadas laborales discontinuas, el descanso deberá ser de al menos una hora diaria.

Por otro lado, se estipula un descanso semanal de al menos un día. Asimismo, unas vacaciones anuales cuya duración base es de quince días continuos.

Los días festivos son aquellos otorgados por el Estado para su celebración No son laborables y son remunerados. Se señalan en calendarios oficiales.

Clasificación de las Jornadas Laborales

En España, la regulación para las jornadas laborales está establecida en el Estatuto General para los Trabajadores. El Estado garantiza las condiciones mínimas y máximas de las jornadas.

Con vista siempre a las regulaciones legales, se señala que las jornadas laborales dependen de las características de cada actividad laboral. Con lo cual, no existe una misma jornada que sea común a todos los trabajos.

Las jornadas laborales se determinan por los convenios o la contratación colectiva, siempre tomando en cuenta la normativa vigente.

Se debe tener presente que entre un día de jornada laboral y el siguiente, deben transcurrir al menos doce horas.

Jornadas Laborales Continuas o Completas

Jornada Laboral Ordinaria Diaria

Si bien es cierto que la jornada ordinaria diaria no puede exceder las diez horas por día, esa condición debe estar estipulada en el contrato de trabajo.

En todo caso el trabajador tiene derecho al descanso de treinta minutos y, salvo pacto en contrario, el empleador no está obligado a pagarlo.

Jornada Laboral Ordinaria Semanal

La jornada ordinaria semanal está constituida por cinco o seis días a la semana, dentro de los cuales no se puede exceder de las cuarenta y cinco horas laborales. Tampoco puede excederse de las diez horas diarias estipuladas y se deben cumplir los descansos semanales.

Solamente se puede trabajar siete días seguidos, con previa autorización por escrito de la Dirección del Trabajo.

Jornada Laboral Bisemanal

Este tipo de jornada se da cuando el lugar de prestación del trabajo se encuentra lejos de los centros urbanos. En estos casos la jornada laboral se estipula de común acuerdo entre el empleador y el trabajador, sólo que dicha jornada no puede exceder de noventa horas cada dos semanas.

Jornada Laboral Extraordinaria

Comúnmente denominadas horas extras, son las horas que exceden de la jornada laboral ordinaria. Su finalidad es la de atender o resolver asuntos puntuales de la empresa.

Se establecen para un tiempo determinado, que no supere los tres meses y por un máximo de dos horas diarias únicamente.

La jornada laboral extraordinaria es pactada de común acuerdo entre empleador y trabajador. Debe constar necesariamente por escrito. Sobre este tema volveremos más adelante.

Jornada Laboral No Continua

Ahora bien, según el tipo de trabajo y la contratación colectiva, se pueden dar los siguientes tipos de jornada laboral, que pudiéramos denominar no continuas:

Jornada Laboral por Turnos

Normalmente, se dan en las empresas que no puede detener la producción o el servicio que realizan. Generalmente, la labor se realiza por grupos que toman turnos para realizar la actividad laboral. Se da en los casos de bomberos, vigilantes, médicos, enfermeros, entre otros.

El trabajador no tiene establecido un horario fijo, se cambia o turna el horario. Por lo general, se establecen turnos matutinos, en la tarde y nocturnos, en los que los trabajadores se rotan semanalmente.

En todo caso se debe garantizar que ningún trabajador trabaje dos semanas consecutivas en el turno nocturno, salvo autorización y por voluntad del trabajador.

Jornada Laboral Reducida

Esta jornada laboral consiste en un horario especial que se da en atención a las condiciones físicas disminuidas del trabajador. En estas regulaciones también se toman en cuenta ciertos motivos especiales, como son por causas familiares, por ser víctimas de violencia de género o por terrorismo.

Jornada Laboral Parcial

También denominada media jornada, en la cual el trabajador trabaja un número inferior de horas que en jornada a tiempo completo u ordinaria. En este tipo de jornada el trabajador no alcanza a trabajar por encima de las treinta horas semanales.

Jornada Laboral Parcial por Horas

En este tipo de jornada el trabajador trabaja por horas establecidas de manera alternativa y consecutiva. El trabajador hace un determinado número de horas y su jornada laboral no es igual todos los días de la semana.

Estas jornadas pueden ser utilizadas en los casos de lactancia materna o el cuidado de hijos menores o con discapacidad.

Jornada Laboral en Días Festivos

La causa de la contratación en estos casos es comúnmente similar a la jornada laboral por turnos, ya que, tiene por finalidad la no paralización de la producción o del servicio. La persona es contratada para trabajar los días festivos o de viernes a domingo.

Jornada Laboral Nocturna

Se considera dentro de esta jornada a los trabajadores que trabajan entre las diez de la noche y las seis de la mañana del día siguiente.

En este turno horario por lo general el número de horas nunca podrá ser superior a las ocho horas diarias y no se permiten trabajar horas extraordinarias. Además, por ley, el trabajador tiene derecho a revisiones médicas periódicas.

Las Horas Extraordinarias

Las horas extraordinarias son las trabajadas fuera de la jornada laboral. Sólo pueden hacerse de forma voluntaria por parte del trabajador y solamente por dos horas extra al día.

La legislación española específica que las horas extras no pueden exceder, bajo ningún concepto, de las ochenta horas anuales, salvo por motivos de fuerza mayor.

Por otro lado, el Estado estableció obligatoriamente el registro de las jornadas laborales por parte de los empleadores. Con ese fin, cada empresa debe proveer a sus trabajadores del mecanismo para fichar y llevar el control de entradas y salidas de sus jornadas laborales.

Registro de la Jornada Laboral

El mecanismo implementado debe permitir llevar el control tanto de las jornadas efectuadas in situ (fábricas u oficinas) como las efectuadas desde casa. Cualquier mecanismo será válido mientras cumpla con los requisitos de ser diario, actualizado permanentemente y confiable.

Se debe garantizar que el trabajador esté en conocimiento de las jornadas anotadas, en la medida de lo posible, deben quedar por escrito y llevar su firma.

Estos registros deben ser guardados por el empleador por un mínimo de cuatro años.

Este control es de carácter obligatorio por parte del empleador. La legislación ha establecido una sanción pecuniaria en caso de incumplimiento. Dicha sanción, puede llegar a los 6.000 euros.

En cuanto al registro del horario de descanso, ha sido la jurisprudencia la que ha establecido las pautas. Ha dicho que, en los casos de jornada continua, no se tomará en cuenta el tiempo para el desayuno.

Si la jornada no es continua, se deberá indicar la hora en que se salga a comer, se reingrese y termine de trabajar.

JORDI NAVARRO

Artículos relacionados

Deja un comentario