Qué es un CFD

Los CFD son de los instrumentos financieros más populares que hay en los mercados financieros. No todo el mundo sabe qué es un CFD, pero muchos traders los utilizan para invertir. En los últimos años, se han popularizado exponencialmente.

Estos instrumentos financieros están muy ligados al intercambio de diferencias entre valores de compra y venta. Con ellos se pueden obtener significativas ganancias con su compra y venta.

que es un cfd

En este artículo te explicamos lo más importante de los CFD. Sigue leyendo!!!

Definición de los CFD

Se trata de un término anglosajón, cuya transcripción “contract for difference” se traduce literalmente como contrato por diferencia. No son más que contratos de compra y venta cuyo precio se establece mediante su fijación al valor de un activo. Un CFD refleja el valor de cualquier tipo de activo.

Sin embargo, cuando se compra un CFD no se está comprando un activo sino que en realidad se hace un contrato con un bróker. La existencia de los CFD permite operar sin llegar a poseer acciones, futuros, índices, materias primas…etc.

Mediante estos contratos se establece que el vendedor tiene que pagar a la persona que compra, la diferencia entre el valor del activo subyacente visto antes y después de finalizado el contrato. Del mismo modo, cuando la diferencia es negativa el individuo que realizo la compra tendrá que pagar esta diferencia al vendedor.

Se trata de un instrumento especulativo, mediante el cual se puede operar con casi cualquier activo subyacente sin la necesidad real de adquirirlo. Los traders pueden sacar ventajas de las subidas y bajadas de precios para generar ganancias con los CFD. En los últimos tiempos, su popularidad no ha hecho más que crecer.

Inicio de los CFD

Este instrumento financiero está presente los mercados financieros desde hace un tiempo. Desarrollados en los años 50, se hacen muy populares en pleno siglo XXI por la posibilidad que ofrecen de transar con criptomonedas.

En sus inicios solo estaban al alcance de instituciones de inversión, pero hoy en día los pequeños inversores pueden acceder a estas con facilidad.

Características de los CFD

Estas son algunas de las características que hacen que los CFD sean tan atractivos para los inversionistas:

  • Se pueden operar con cualquier activo subyacente, ideal para quien conoce el comportamiento de un mercado en especifico.
  • Acceso directo al mercado sin necesidad de pasar por intermediarios.
  • Tanto de las alzas en los precios así como de las bajas se pueden sacar ganancias sustanciosas.
  • Durante 5 días a la semana, el mercado abre 24 horas al día.
  • Los CFD permite el apalancamiento.
  • El contrato no tiene una fecha límite, por lo que se puede operar hasta que el inversor lo considere.

Aunque sus características resultan llamativas para los inversores, se advierte que son instrumentos difíciles de gestionar. Con lo cual, un individuo inexperto y sin conocimientos, puede llegar a perder todo el dinero invertido con los CFD.

Desventajas de los CFD

Por supuesto, operar con CFD también tiene ciertos inconvenientes:

  • Las gráficas del bróker CFD no replican el verdadero movimiento del activo subyacente.
  • No son instrumentos baratos, sus comisiones suelen ser bastante altas.
  • Algunos valores no permiten apalancamiento.
  • Se tienen que usar stop de protección y contar con una buena gestión de capital para que el apalancamiento no conlleve la perdida del capital.

Cómo funcionan los CFD

Los CFD tienen dos precios:

  • El precio de compra: es el precio por el que se puede abrir un largo un CFD.
  • Por otra parte, el precio de venta: es el precio por el que se puede abrir en corto un CFD.

Por hecho se da que los precios de venta son un poco más bajos, mientras que los precios de compra son más altos. Para usar la terminología correcta, a esta diferencia de precios se le llama spread y es importante para las operaciones.

El tamaño de la operación depende tanto de la decisión del inversor como del tamaño de los contratos. Estos se operan en lotes y dependen en gran medida del activo subyacente del que se trate. Del tamaño de la operación depende directamente el tamaño de la pérdida o la ganancia.

Como ya te mencionamos, casi la totalidad de las operaciones con CFD no tienen fecha límite sino que concluyen cuando se realiza una operación contraria.

Una vez transcurrido todo el tiempo de operación, la ganancia o la perdida se determina con la multiplicación del número de contratos por el valor de cada contrato. A su vez, el resultado debe multiplicarse por la diferencia de puntos entre el precio de apertura y el precio de cierre de la operación.

La verdad del trading con CFD

Conseguir ganancias haciendo trading con CFD es difícil, al igual que con cualquier otro instrumento de inversión especulativo.

También, el bróker juega en tu contra. No se trata de ningún rumor o algunas teorías de conspiración, es un hecho comprobado y los propios bróker no lo niegan. Cuando tú ganas, el bróker pierde, y viceversa.

El control de las emociones y la gestión del riesgo son fundamentales en este negocio. Además, deberás disponer de una estrategia de inversión que estadísticamente sea ganadora en el tiempo.

Los precios del activo subyacente, puede variar ligeramente del precio ofrecido por el bróker. No obstante, las tendencias en lo que respecta a movimientos se mantienen.


Artículos relacionados

Deja un comentario