Embargo de cuenta bancaria por orden judicial

El embargo de una cuenta bancaria por orden judicial es tan solo unas de las medidas posibles que se puede ordenar durante un proceso de embargo. Se trata de una retención de bienes, que en este caso, será el dinero de una cuenta bancaria con motivo del pago de una deuda.

De este modo se puede asegurar el cumplimiento de las obligaciones por parte del o los deudores. Esta medida solo puede ser autorizada por un juez y aunque es de fácil cumplimiento, los procesos de embargo suelen ser tardíos dependiendo de cada caso.

Embargo de cuenta bancaria por orden judicial
Embargo de cuenta bancaria por orden judicial

¿Qué es un embargo de una cuenta bancaria por orden judicial?

Este proceso se hace efectivo cuando un juez o un tribunal judicial determinan que es la forma más adecuada para satisfacer una deuda. Dentro del ordenamiento legal de España es común el uso de embargos de cuentas bancarias, ya sean de ahorro o corrientes.

No obstante, un embargo no es tan sencillo de conseguir pues los acreedores deben probar la presencia de una deuda y la ausencia de intenciones de pago. Se tiene que intentar buscar acuerdos para refinanciar la deuda, y solo cuando el problema no puede resolverse por vías administrativas pasa a vías judiciales.

Esta, es de las herramientas más sencillas y efectivas con las que cuenta un tribunal para asegurar el pago de una deuda. El juez también determinará la cantidad de dinero que cubrirá con los pasivos de deuda y que por ende debe ser embargado.

Cómo se ejecuta un embargo de una cuenta bancaria

Cuando se han agotado otras opciones de pago, el tribunal por solicitud de los acreedores emite una orden de embargo de cuenta bancaria. Cumplir los requisitos para llegar a este punto puede ser lo más complicado.

El propio juzgado remite la orden de embargo al banco en cuestión y también a todos los demás bancos que tengan actividades dentro del país. En la orden queda especificada la cantidad de dinero a embargar y en ese preciso instante los bancos proceden con el embargo.

El embargo de una cuenta admite en primer lugar el bloqueo de los fondos presentes en las cuentas bancarias. Antes de traspasar este dinero al acreedor, estará retenido por la institución un tiempo prudencial. Del mismo modo, el deudor tiene que ser notificado inmediatamente de lo que sucede.

Cabe destacar que por más alta que sea la deuda, el embargo de una cuenta jamás podrá suponer un descubierto por parte del banco. Es decir, solo se retendrá la cantidad presente en la cuenta y nunca el deudor puede quedar debiendo dinero a la entidad bancaria.

Problemas de este tipo de embargos

Como resolución rápida de conflictos de deuda, el embargo de una cuenta bancaria puede ser un método ineficaz. Esto debido a que el deudor, previendo el embargo pueda retirar todos sus fondos de las cuentas bancarias donde los almacena.

Si este hecho llegara a consumarse será reconocido por el Código Penal como Alzamiento de bienes. El mismo juzgado tendrá la obligación de juzgar las acciones del deudor y aplicar una sentencia firme que vaya en consonancia de sus actividades ilícitas.

Cuánto puede tardar la notificación de un embargo

No existe un tiempo fijo o estimado para la resolución de un caso. Sin embargo, se estima que un retraso de 15 días o más en el pago de una deuda es suficiente para que los acreedores inicien las gestiones administrativas y judiciales para conseguir el pago de la deuda.

Antes de que el juzgado pueda determinar el embargo de una cuenta bancaria deben haberse explorado opciones de pago que pasen por acuerdos y refinanciamientos. Es un procedimiento lento, por lo que en muchos casos es preferible optar por acuerdos de pago más flexibles.

Cómo se notifica un embargo a los deudores

Dentro del ordenamiento jurídico del país, lo más común es que las notificaciones se hagan por medio de correo y llamadas telefónicas. Sin embargo, también puede hacerse por otros medios como el correo electrónicos siempre que se lleve un registro de ello.

Generalmente, por estos medios se establece comunicación previa con el deudor con la intención de conseguir una manera acordada de satisfacer la deuda. Las partes siempre deben buscar la forma de evitar llegar a la vía judicial.

Cómo evitar un embargo judicial

En primer lugar, la forma más efectiva y fácil de evitar un embargo, es mantenerse al día con todas las obligaciones de deuda. En los casos en los que se requiera más tiempo para hacer el pago de la deuda, la comunicación entre deudor y acreedor es vital.

La renegociación de la deuda suele ser la alternativa por la que ambas partes de un conflicto se decantan. Se busca establecer cuotas de pago más bajas o cualquier otra medida que favorezca la conciliación.

Embargo de nómina y embargo de cuenta bancaria

Estos son dos conceptos dispares entre sí que muchas veces pueden causar confusión. En la práctica representan la retención de dinero del deudor con motivo del pago de una deuda, pero tienen diferencias considerables entre sí que hay que mencionar.

Lo que se conoce como embargo de nómina es una retención que hacen los propios empleadores debido a una orden judicial. Cabe destacar que es imposible retener la totalidad del sueldo. Los fondos embargados se transfieren a la cuenta del juzgado que dispondrá de los recursos para el pago de la deuda.

En los embargos a cuentas bancarias por orden judicial, es la institución bancaria, por orden de un juzgado, la que procede a la retención de los fondos. En este caso sí será posible retener la cantidad total presente en la cuenta independientemente del origen de dichos fondos.

Qué hacer si me han embargado mi cuenta bancaria

Lo primero es mantener la calma y hacerse con todos los datos relacionados con la notificación de embargo. Se han presentado casos en los que se han embargado a personas por error y en muy poco tiempo el banco responde aclarando la situación.

Cuando se trata de un embargo por vía judicial, el deudor debe estar en conocimiento de los procedimientos que se llevaban a cabo. En cualquier caso, el deudor deberá hacerse con asistencia legal que le permita actuar de la manera más adecuada ante el embargo.

Una persona embargada puede abrir otra cuenta

Si la deuda fue cubierta completamente, la apertura de una nueva cuenta depende solo de si la institución bancaria lo permite. Las personas embargadas pasan a formar parte de una lista de morosos que es compartida entre las instituciones bancarias.

Si el deudor busca burlar la orden judicial abriendo una cuenta bancaria donde depositar los fondos, debe saber que estos también serán sujetos de embargo. La retención se hace por vía electrónica, por lo que cualquier cuenta en el territorio que este a nombre del deudor puede ser embargada.


Artículos relacionados

Deja un comentario