fbpx

Qué es la base imponible y cómo se calcula

La base imponible es un término que se aplica en derecho tributario y que podemos detectar fácilmente en cualquier factura. En las relaciones jurídicas, actúa como un valor que sirve de base para el cálculo de los impuestos.

En cada país, los ciudadanos contribuyen a financiar al Estado a través de los impuestos. Por ejemplo en España tenemos impuestos indirectos como el IVA o impuestos directos como el IRPF.

base imponible

Para nosotros como ciudadanos es importante conocer esta terminología, ya que toda transacción económica está sometida al pago de impuestos.

Ahora, cuando vas a una tienda ¿sabes en realidad cuál es el costo del producto? ¿Sabes cuánto estas pagando en impuestos? Sigue leyendo para comprender un poco mejor este tema.

¿Qué es la base imponible?

En el área de derecho tributario, la base imponible se define como la magnitud de un elemento que determina la capacidad contributiva.​ Dicho en otras palabras, la base imponible es el valor del producto sobre el cual se calcula el gravamen a pagar.

Pongamos un ejemplo para comprender mejor este término. Al comprar un par de zapatos que cuestan 121 euros con IVA incluido, ¿Cuánto será la base imponible si el IVA es de 21%? En este caso es sencillo, los 21 euros corresponden al IVA y el restante, los 100 euros, corresponden a la base imponible.

Del ejemplo deducimos, que los impuestos se calculan sobre dicha base y que su valor es proporcional a la base imponible. Esto quiere decir que mientras mayor sea la base imponible, mayor será el impuesto a pagar.

Por esta razón se dice que es esta base indica o determina la capacidad económica de contribución de una persona.

En resumen, la base imponible de una factura siempre hará referencia al valor sobre el que se deben calcular los impuestos. El resultado de dicho cálculo se le conoce como cuota tributaria. La suma de la base imponible más el impuesto, nos dará el importe total de la factura.

¿En qué unidades se expresa la base imponible?

Por lo general, la base imponible se expresa en unidades monetarias, pero hay casos en los que esto no sucede. En ocasiones se debe expresar en unidades físicas para facilitar cálculos.

Ahora bien, ¿Cuál es la diferencia entre una y la otra? Las unidades monetarias son aquellas que se expresan en monedas, en este caso se incluye el IVA, el IRPF y el IS.

Por su parte, las unidades físicas indican el pago según otro tipo de parámetro. En este último caso tenemos el impuesto sobre hidrocarburos, el impuesto sobre la contaminación o sobre el alcohol.

Un ejemplo de cálculo en unidades físicas sería el caso de una empresa ganadera la cual debe pagar una unidad monetaria por cada res. De esta manera, la base imponible estaría dada por el número de reses, es decir, está en unidades físicas.

Cálculo de la Base Imponible (BI)

La base imponible tiene un carácter jurídico y está regulado en la leyes de cada país. Por ejemplo en España, se la base imponible está definida en la Ley General Tributaria de 2003 en su artículo 50.

Además, esta Ley establece tres metodologías de estimación diferentes como lo son la directa, la objetiva y la indirecta.

Estimación directa

Este cálculo se realiza a partir de los datos disponibles que existan del contribuyente, como pueden ser los libros contables. Este es uno de los métodos más utilizados, además de ser el más preciso. Por ejemplo, en una sociedad la BI vendría a ser el beneficio. Pero para un empleado, el BI corresponde a su ingreso menos las deducciones por percepción de renta.

Estimación objetiva

Esta no se calcula con datos reales sino con magnitudes que permiten hacer una media, como el número de trabajadores. En este caso, en lugar de calcular en base a cantidades de dinero se podría calcular en base al número de empleados.

Pongamos un ejemplo para comprenderlo mejor. Si se añaden 30 unidades monetarias por cada empleado y la empresa tiene 5, la BI es de 150 unidades monetarias.

Estimación indirecta

Este es un tipo de cálculo realizado por la Administración Tributaria utilizando informes periciales para establecer la base imponible. Por lo general se aplica cuando los dos tipos de estimación anteriores no se pueden utilizar.

La Administración Tributaria recurre a esta metodología cuando el contribuyente no cuenta con información para hacer el cálculo. En este caso la administración puede utilizar informes pasados para la estimación de la base imponible.

¿Cómo calcular la base imponible de los principales impuestos?

En muchos Estados hay tres impuestos principales los cuales son: el Impuesto sobre la Renta, de Sociedades y al Valor Añadido (IVA). La legislación de cada país puede establecer el cálculo a realizar.

Sin embargo, en la mayoría de los casos la obtención de la base imponible se hace de la siguiente manera.

Impuesto de la Renta

El impuesto sobre la renta es un impuesto directo sobre la persona física, con lo cual está basado en la capacidad económica de un patrimonio y obtención de rentas.

Con lo cual, la BI se obtiene de todas las rentas que obtiene la persona en un determinado periodo. A esta BI se le suelen aplicar ciertas deducciones acorde a la ley, para obtener lo que se conoce como base liquidable.

Impuesto de Sociedades

Al igual que el anterior, el impuesto de sociedades también es un impuesto directo. La BI de este tipo de impuesto incluye todos los beneficios que obtiene la persona jurídica. A esta base también se le aplican deducciones para obtener la base liquidable.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Este es un impuesto indirecto aplicado al consumo. En este caso la base imponible, por lo general, es la contraprestación del producto de consumo.

A la BI se le añaden o se le restan ciertos conceptos no incluidos en la contraprestación como transporte, seguros, entre otros. Al final, el IVA se calcula sobre la BI obtenida anteriormente y no sobre la contraprestación.

¿Qué es la Base Liquidable?

La base liquidable de la que te hemos hablado anteriormente deriva de la base imponible. Esta es la cantidad resultante de aplicar las deducciones establecidas por ley, a la base imponible.

¿Cómo calcular los impuestos a partir de la base imponible?

Por lo general, los tributos o impuesto se obtienen al aplicar un determinado porcentaje sobre la base imponible. En el caso del IVA, suponiendo que el porcentaje corresponde a 21%, entonces el IVA sería el 21% de la BI.

Ejemplo: Calcular el IVA y el total a pagar de un producto cuya base imponible es de 300 €. Para realizar este ejercicio nos basamos en un IVA de 21%.

  1. Sabemos la base imponible = 300 €
  2. Se multiplica la BI por 0.21 = 63 € de IVA
  3. Sumamos los importes = 300 + 63 = 363 €
  4. El total a pagar es = 363 €

Regímenes de la estimación de la base imponible

Debes conocer que la base imponible se rige de acuerdo a dos tipos, los cuales son:

Base imponible General

La BI general es utilizada para cuantificar el IRPF o impuesto sobre la renta de las personas físicas. Indica qué cantidad deben pagar y determina si el contribuyente tiene acceso a algunas deducciones.

Están agrupados como un régimen general de la declaración, donde dichos rendimientos actúan como compensadores de ganancia y pérdida patrimonial.

Encontrarás rendimientos del trabajo como las nóminas y el capital inmobiliario, conformada en alquileres de inmuebles. Un capital derivado por intereses, como cuenta financiera, deberes, bonos, entre otros. Así como también, transparencia fiscal y actividades económicas relacionadas con la facturación, donde el contribuyente tomará como requisitos:

  1. Asumir el peligro de la actividad.
  2. Ordenar medios de elaboración o de recursos humanos.

Base imponible del ahorro

La BI del ahorro está caracterizada por la suma de diversos saldos positivos. Integrando y compensándolos entre sí, durante un periodo impositivo.

Si el resultado de la integración y compensación arroja saldo negativo, entonces su importe se compensará con saldos positivos de rentas.

Sus rendimientos se agrupan con los siguientes elementos en capital inmobiliario, derivadas por:

  • Participación de fondos propios de entidades.
  • Cesión a terceros de capitales propios
  • Operaciones de capitalización
  • Contratos de seguro de vida o invalidez

Notarás que las ganancias y pérdidas patrimoniales están afectadas en transmisiones de elementos como ventas, donaciones, permutas, entre otros. A diferencia de la base imponible general, estos se integran y compensan de forma separada para obtener un resultado.

Importancia de la contabilidad empresarial

La fiscalidad requiere de un control en las cuentas, por ello, la contabilidad empresarial juega un papel fundamental. Llevar una correcta gestión de cuentas empresariales, aporta beneficios al conocer los detalles de la situación financiera de cada contribuyente.

Esta información se encuentra estructurada por ciertas normas de aprobación nacional e internacional que permiten homogeneizar la investigación.

Todos los documentos que comprueben cualquier operación financiera, podrán justificar la veracidad del registro de un individuo.

Artículos relacionados

Deja un comentario