fbpx

Qué es el IVA Soportado, explicación completa

Los impuestos son tributos que debemos pagar y que varían dependiendo de cada país. Uno de los más conocidos y que pagamos casi a diario es el IVA. Pero ¿Sabías que a nivel empresarial tienes IVA soportado e IVA repercutido?

En este artículo nos enfocaremos en todo lo que necesitas saber sobre el IVA soportado, que es el IVA que pagamos en las facturas de nuestros proveedores.

iva soportado

Este término debe ser bien conocido por todos los empresarios, ya que, es un dato necesario para la liquidación del impuesto que se hace mediante el modelo 303.

Sigue leyendo, aquí te lo vamos a explicar todo!!

¿Qué es el IVA Soportado?

El IVA soportado es el IVA que pagamos en las facturas que nos emite nuestro proveedor. Como su nombre indica, es el impuesto que soportamos cuando adquirimos algún bien o servicio para actividades empresariales.

Este impuesto es pagado por la empresa siempre que adquiera productos o servicios necesarios para desarrollar su actividad económica.

Por ejemplo, cuando necesitas comprar un ordenador para tu empresa. Tu proveedor te emitirá una factura con una base imponible más un 21% de IVA (soportado).

IVA Soportado ¿Cuándo es deducible?

Una de las principales dudas que te pueden surgir al hablar del IVA Soportado es saber cuándo es deducible y cuando no. Es que, dependiendo de las leyes tributarias de cada país, este impuesto puede ser deducido por los empresarios o autónomos.

En España este impuesto está regulado en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Para poder deducir el IVA soportado debes ser empresario y llevar a cabo alguna actividad económica.

Además, éstas facturas deducibles deben estar estrechamente ligadas con tu negocio. Por ejemplo, si tu actividad es la de agente comercial, no podrás deducir la compra de una nevera para tu casa. Los gastos deducibles siempre deben estar generados por tu actividad.

La normativa es estricta con este tema para prevenir que empresas o autónomos deduzcan impuestos en compras no relacionadas con su actividad.

Es por esta razón, que solo califican como gastos deducibles aquellas adquisiciones de bienes o servicios necesarios para la empresa.

Ejemplo de los gastos cuyo IVA puede ser deducible son los siguientes:

  • Compra de mercancía.
  • Compra de material de trabajo como papelería, material de oficina o un computador.
  • Pago de facturas por telefonía, internet y electricidad.
  • Gastos en asesoría fiscal y gestión contable.
  • Gastos en gasolina para el desplazamiento relacionado con tu actividad económica.
  • Pago a profesionales independientes como pintores, fontaneros, electricistas…etc.

Dentro de los gatos deducibles no puedes incluir gastos de viajes personales o compras personales, ya que, estas no cumplen con los requisitos.

Los bienes de inversión también se consideran como deducibles de manera parcial, aunque no se emplean directamente en la actividad.

También es importante que sepas que para poder deducir el IVA Soportado debes contar con las facturas que lo justifiquen.

¿Cómo deducir el IVA Soportado?

Como ya te comentamos en la parte anterior, el IVA Soportado solo puede ser deducido en algunos casos. Seguramente tu duda será cómo deducirlo. ¡Pero tranquilo! Nuestro objetivo es ayudarte.

Para hacerlo tienes que empezar por ordenar tus cuentas. Clasifica tus compras y verifica cuales de ellas implican un IVA Soportado deducible.

El IVA soportado se obtienen multiplicando el coste del producto por el porcentaje del IVA.

Por ejemplo, por un artículo que cueste 200 € con un IVA de 21% pagarás 42 € de impuestos.

Recuerda que el IVA no es ni un ingreso ni un gasto. Solo hacemos de meros recaudadores para Hacienda.

Con lo cual cada trimestre, debes tener organizadas todas tus facturas. Por un lado las de tus clientes y por otro las de tus proveedores.

El IVA que cobras de tus clientes se llama IVA repercutido, y el IVA que pagas a tus proveedores es el IVA soportado.

Por consiguiente, para liquidar el IVA a través del modelo 303 de la Agencia Tributaria, debes aplicar una sencilla fórmula:

IVA repercutido – IVA soportado = IVA a pagar a Hacienda

Cuenta contable para el IVA soportado

Siguiendo el cuadro de cuentas del Plan General contable, la cuenta contable usada para el IVA soportado es la 472 Hacienda Pública IVA soportado. Siempre estará asociada a la adquisición de bienes y servicios.

Según sus movimientos son:

Debe. Aquí se carga el IVA soportado o deducible cuando se recibe una factura de un proveedor o acreedor. En los casos en los que exista un cambio de afectación del bien se incluirá el abono a la cuenta 477.

También, se cargan las diferencias positivas que resulten del IVA deducible de bienes o servicios del activo o bienes de inversión. Esto debe hacerse en la cuenta 639.

Haber. En este el abono por el importe de IVA deducible en la declaración, se hará con cargo a la cuenta 477. Este incluye las diferencias negativas resultantes del IVA deducible correspondiente a bienes o servicios del activo o de inversión.

También, se carga o abona por el importe del IVA deducible, en los casos de alteración de precios. Esto en los casos en los que dicho cambio sea posterior al momento en que devengó el impuesto.

Contabilizar IVA soportado, cuenta 472

Ya que hay varias situaciones relacionadas con el tema, es bueno que sepamos cómo se contabiliza el IVA. Para ayudarte pongamos un ejemplo.

Una empresa compra un lote de materia prima por 10.000€ con el IVA del 21%, para utilizarla en su producción. Veamos dónde se contabiliza el IVA soportado:

asiento iva soportado

El IVA soportado en el modelo 303

El modelo 303 es el modelo tributario que se ha de presentar para liquidar el IVA trimestralmente. En este modelo se hace el cálculo de la diferencia entre el IVA repercutido menos el IVA soportado.

Si la diferencia obtenida entre el IVA repercutido y el soportado es positiva, representa el IVA total a pagar.

Pero, si la diferencia resulta ser es negativa representa el monto que tienes IVA a favor y Hacienda te debe ese importe que podrás compensar en los siguientes trimestres.

Independientemente del resultado de tu declaración, ya sea pagar, compensar o sin actividad, es obligatorio presentar esta declaración trimestralmente.

El modelo 303 es el modelo que se utiliza para hacer las declaraciones trimestrales del IVA. No obstante, anualmente, en el mes de enero, se debe presentar el modelo 390, que es una declaración informativa del IVA anual.

En definitiva, el modelo 390, también conocido como Modelo de Resumen Anual de IVA, es un resumen de todos los modelos 303 presentados en el año transcurrido.

Las empresas que tengan obligación de realizar liquidaciones de IVA deben hacer el modelo 303 y presentarlo a la Agencia Tributaria. La Ley regula si tu actividad está exenta o sujeta  a IVA. Todo dependerá de la actividad económica que realices.

Las actividades exentas son aquellas que no están gravadas con IVA y en consecuencia, no han de realizar ni presentar liquidaciones de IVA. Las empresas exentas son aquellas que se consideran beneficiosas para la sociedad, por ejemplo las sanitarias o de formación.

Artículos relacionados con la gestión de empresas

Deja un comentario