Cómo invertir en arte

Con el paso del tiempo, el arte ha perdido algo de interés, ya que, algunos inversores no están de acuerdo en ingentes cantidades de dinero por “objetos decorativos”. Pero para quienes son conscientes del valor que representan estas piezas en las galerías y museos, saben que invertir en arte es un negocio muy lucrativo a largo plazo.

Además, este no está reservado solo a magnates millonarios. En el mundo del arte hay precios muy variados y tú podrías ser un próximo inversor. Se puede empezar por pequeñas cantidades de dinero que luego se multiplicará.

Para adquirir bienes artísticos, no solo tienes que tener una visión financiera y sacar cuentas de todo lo que ganarías con esta inversión. Debes sumirte en este ámbito para conocer cuáles son las características de la mejor obra para comprar y sacarle provecho.

invertir en arte
Invertir en arte

Si estas interesas en esto de invertir en arte, ya sean pinturas, esculturas o dibujos, aquí te acercamos las mejores maneras de hacerlo y además, a cuáles obras les puedes sacar provecho. Sigue leyendo!!

¿Es seguro invertir en arte?

La verdad es que la seguridad y garantía de las ganancias es muy variable, pues dependerá del tipo de obra y la difusión que le des a esta. No obstante, el mercado es bastante amplio y es seguro que puedas obtener tu reembolso. Pero, te aclaramos que será un proceso, en principio, paulatino. Pueden pasar de 12 a 18 meses para que puedas empezar a ver rentabilidades interesantes.

La ventaja de este plazo es que las ganancias que empiezan a surgir con esa mini galería o única obra, son mucho mayores a la inversión inicial, pues el valor de la pieza aumenta con el paso del tiempo. De este modo, si esa obra es admitida para una subasta, podrás ganar una suma cuantiosa y así, recuperarás más del dinero invertido. Por eso, también se aconseja invertir en varias obras.

¿Está reservado para personas adineradas?

Esto es solo un estereotipo que se ha construido por lo que se ve en las subastas. Hay que recordar que en estas suelen asistir personas con mucho dinero, pues todo lo que se vende es bastante caro. Sin embargo, en el mercado se pueden encontrar piezas muy asequibles y que tienen una demanda en igual medida a las obras más caras.

En lugar de ir a subastas, puedes optar por asistir a ferias de arte, donde las obras expuestas son mucho más económicas, pues parten de artistas emergentes que quieren darse a conocer. También puedes encontrar buenas opciones en subastas o galerías por Internet.

¿Cómo empezar a invertir en arte?

Para muchos, la inversión en bienes artísticos solo se hace con un fin placentero, pero el mercado se ha extendido a quienes deseen obtener una ganancia de esa adquisición. Para ambos casos, es fundamental seguir una serie de consejos que pueden hacer de esa obra, un bien rentable.

Antes de sumirnos en las recomendaciones, a la hora de adquirir obras de arte, hemos de mostrarte algunas formas de invertir en este tipo de activos.

La forma más común de invertir es acudir a las galerías o ferias de arte, pero ¿sabías que existen sitios web donde puedes comprar las acciones de una obra intelectual artística?.

Maneras de invertir en arte

Compra de acciones a empresas especializadas

Es uno de los métodos más asequibles, pues las acciones conferidas por las empresas y casas de subastas solo llegan a costar unos cuantos euros.

Puedes buscar las casas de subastas que se dedican a la venta exclusivas de obras artísticas de gran valor. Es fundamental que estas sean de artistas de renombre, ya que, tú recibirás la parte proporcional correspondiente a la inversión hecha.

Hay varias casas de subastas que tienen abierto su espacio para accionistas, como Sotheby’s, Christie’s y artprice.com. Si bien la entrada de los fondos no es comparable a la venta personal o a una inversión de millones de euros, puede ser una opción cuantiosa para ti si deseas resultados a corto y mediano plazo.

También resulta rentable para quienes no deseen investigar demasiado sobre las obras de arte o volverse expertos en la materia, pues cada obra está asegurada y certificada por la misma casa de subastas.

Además, es una alternativa libre, ya que, puedes dejar de ser accionista en cualquier momento, solo con vender tus acciones.

Crowdfunding artístico

Financiar obras de arte junto a otros inversionistas también representa una manera muy rentable de obtener ganancias a corto plazo, aunque este tiempo dependerá de la obra seleccionada.

En el crowdfunding, muchos artistas emergentes ven una oportunidad para poder materializar sus obras. Es en este contexto donde entran los accionistas.

Una vez sea recaudado un valor, el artista podrá materializar su obra y las ganancias obtenidas de esta serán remuneradas a cada inversionista. Claro que, la cantidad dependerá del dinero invertido.

En cuanto a las plataformas de crowdfunding dedicada a la inversión en arte, te recomendamos Crowdcube. Aquí podrás encontrar proyectos artísticos de valor que quizá puedan atraerte.

Consejos para invertir con seguridad

Antes de apuntarte a cualquiera de estos métodos de inversión en arte, debes prepararte mentalmente para hacer una buena elección.

Aprende sobre arte y sobre tu selección

No importa si solo quieres invertir para beneficiarte económicamente: debes estudiar, o al menos, leer un poco sobre historia del arte. Esto te permitirá saber con exactitud el precio de cada obra, pues la ignorancia te podría costar muy caro. Estudia los movimientos artísticos y cuál tiene mayor demanda en la sociedad contemporánea y moderna.

Además de informarte a través de libros sobre arte o buscando por Internet, puedes asistir a exposiciones o ferias. En este contexto, no solo estarías aprendiendo sobre la disciplina, sino que podrás aprovechar para ver cuáles son las obras con precios accesibles.

Consulta con profesionales

Por más información e instrucción que recibas, es importante que acudas con un profesional en el arte antes de realizar la inversión. La asesoría por parte de un especialista será de mucho valor. Sobre todo, cuando se trata de verificar que la obra no ha sido restaurada o está malograda, ya que, esto disminuye su valor.

Establece tu presupuesto

Uno de los puntos que más hemos resaltado, es que los precios de las obras son muy variables, pues esto dependerá del período al que pertenece. Hay que ver si el artista es reconocido o está en sus inicios, si la obra ha sido restaurada, entre otras cualidades.

Sin embargo, no tienes que guiarte estrictamente por los costos establecidos: tú mismo debes definir el presupuesto.

Este lo puedes establecer una vez que hayas estudiado la obra, consultado con un profesional y siendo consciente del tiempo en que puedes recuperar tu inversión. Además, no tienes porqué quedarte solo con una opción, lo mejor es que gastes cada recurso: casas de subastas, ferias de arte o galerías en línea.

Asegura tu obra

Las obras de arte son susceptibles a muchos accidentes o desastres: robos, fenómenos naturales o descuido. Por ello, si quieres cuidar y asegurar tu inversión, no es descabellado que inviertas en una póliza de seguro para la obra. El coste, no es muy elevado, aunque también es variable y equivalente a la pieza en sí. No obstante, es un medio útil para poder garantizar y cuidar tu dinero.

Pide el certificado de autenticidad

Esto se trata de un requisito opcional, dado que muchas obras de arte no lo tienen, sobre todo las que se encuentran en ferias de arte de artistas independientes. El certificado será útil para comprobar que se trata de una obra original, pero es un recurso que se reserva a las obras en subastas, donde suelen venderse por precios elevados por ser, aparentemente, auténticas.

¿Por qué invertir en arte?

A lo largo de todo este artículo, hemos reflejado de manera implícita, todos los beneficios obtenidos de la inversión en arte. No obstante, aquí te lo resumimos:

  • Obtención de valor a largo plazo: como te mencionamos, las obras de arte se revalorizan con el paso del tiempo. Esto quiere decir, que la inversión hecha en un primer momento, puede multiplicarse en enésimas cantidades, así que es un activo seguro.
  • El valor en divisas es equivalente al valor en moneda nacional.
  • Bien colateral: una obra de arte puede formar parte del pago de otra inversión. Por ejemplo, si quieres comprar un inmueble, esa obra puedes aportarla para garantizar el pago del mismo.
  • Cada vez es más asequible: gracias a la apertura de páginas web de casas de subastas y galerías de arte, puedes comprar de acciones a  de obras de arte de artistas emergentes. En consecuencia, comprar una obra de arte ya no resulta tan caro como antes.
  • Además de representar una ganancia, también brinda gusto y placer emocional.
JORDI NAVARRO

Artículos relacionados

Deja un comentario