Qué son los paraísos fiscales y cuáles son sus características

Muchas veces podrás haber visto en las noticias que alguna persona o empresa guarda sus activos en un país considerado como uno de los paraísos fiscales del mundo.

Esto ha sido más notorio desde la publicación los famosos Panamá Papers en abril del 2016. Sin embargo, aún existen muchas imprecisiones, falsas premisas y mucho desconocimiento sobre estas guaridas fiscales y el verdadero peligro que suponen para la economía mundial.

paraisos fiscales
Paraísos fiscales

El problema es tal que los paraísos fiscales están pululando a nivel global fomentando cuadros de desigualdad en la distribución de la riqueza a escala planetaria.

Por eso hemos preparado un completo artículo con todo lo que debes saber sobre un paraíso fiscal, sus características, los refugios fiscales más usados en el mundo, como funcionan y mucho más.

Acompáñanos en este recorrido por el mundo de las finanzas que es mucho más que simples números.

Qué es un paraíso fiscal

Un paraíso fiscal, también conocidos como guarida fiscal por lo poco transparente de su naturaleza, no es más que una unidad político territorial donde existen regímenes tributarios extremadamente laxos.

Podemos estar hablando de todo un país como Luxemburgo o un territorio de este, por ejemplo el estado de Delaware en Estados Unidos.

Estas  son regiones donde la carga de impuestos es significativamente baja o nula, además de permitir la domiciliación legal de empresas, aunque estas en realidad no operen allí. A efectos prácticos, se supone que son sus ciudadanos los que se benefician de estas cargas impositivas tan bajas, pero la verdad es más siniestra.

Resulta que muchas empresas y corporaciones, así como personas muy adineradas, recurren a establecer cuentas bancarias en estos lugares con el fin de evadir impuestos.

Pero no solo empresas legales, sino que son un nicho perfecto para organizaciones terroristas, carteles criminales, refugios de capital de dinero robado a un Estado. Esto se realiza, generalmente a través de una cuenta offshore o empresas pantalla.

Lo peor es que el dinero llega a estas guaridas de manera legal, pero carecen completamente de criterios de responsabilidad y de cualquier ápice de ética.

Así los paraísos fiscales sirven de refugio para todas las empresas y personas que desean incrementar sus fortunas a expensas de no pagar impuestos.

Cuáles son las características de un paraíso fiscal

Existen diversos elementos que deben ser considerados para clasificar un país como paraíso fiscal y eso depende de los criterios legales del país, ente o institución que evalúe a esos espacios territoriales. Entre las principales características de los refugios fiscales tenemos:

1. Carga de impuestos nula o muy baja

Este es el punto focal que atrae a miles de empresas y personas a los paraísos fiscales. Los inversores o compañías extranjeras no deben pagar impuestos como el de la renta, o sociedades, entre otros. En el caso que deban hacer un pago, este es realmente bajo, al punto de ser enteramente nominales.

2. Secretismo y opacidad en la información

Desde luego que uno de los principales atractivos de los paraísos fiscales es el encubrimiento de la información. Basados en la confidencialidad bancaria, es virtualmente imposible acceder a información como el origen de los fondos, los movimientos de capital o sus propietarios.

En muchos paraísos fiscales los dueños de esos capitales ni siquiera tienen la obligación de aparecer en los registros de carácter público permaneciendo en la sombra. Para usar una fachada, es habitual el uso  de los testaferros.

3. Elasticidad fiscal

Las normas legales en competencia fiscal y de hacienda son increíblemente flexibles. Esto le permite a los bancos, abogados mercantiles, firmas de consultores, etc. maniobrar para sacar el máximo provecho de estos nichos.

Aquí también se contempla el hecho que las empresas puedan registrar su domicilio en estos territorios cuando en realidad no cuentan con ninguna actividad administrativa u operativa real.

4. Dualidad en materia fiscal

Los ciudadanos de ese territorio, así como las empresas domésticas suelen estar atadas a un marco legal taxativo muy distinto al aplicado a las empresas internacionales. Esto presenta un atractivo para estas entidades extranjeras pues reciben los beneficios en materia de impuestos que no serían posibles en sus países de origen.

Todo esto permite que en los paraísos fiscales abunden las llamadas sociedades offshore creadas para evadir impuestos, legitimar capitales o lavar dinero sucio.

Qué es una sociedad offshore

Estas empresas son entidades mercantiles que se registran en un lugar, llámese paraíso fiscal, donde no ejercen ningún tipo de actividad económica.

De esta manera, pueden resguardar capitales que pueden, o no, provenir de fuentes ilícitas, gozar de altos niveles de confidencialidad y de bajas tasas impositivas. En pocas palabras son unas empresas pantalla o tapaderas.

Por lo general, son creadas por bufetes de abogados o consultores especializados en la materia, colocando como fachada a un testaferro. Para su registro, los paraísos fiscales suelen pedir importes realmente bajos. Tan solo deben hacerse con una licencia.

Esto es tan popular que de hecho en Internet es posible encontrar sitios que se dedican a realizar los trámites para abrir una empresa offshore donde prefieras.

Esto apenas tarda unos pocos días o inclusive horas y antes de que te lo preguntes ya tienes constituida tu empresa para evadir impuestos. La presencia de las sociedades offshore es una de las maneras más eficientes de ubicar a los verdaderos paraísos fiscales.

Por qué los paraísos fiscales son un problema

Los paraísos fiscales resultan una pieza clave para la distribución desigual de la riqueza del mundo. Apenas el 1% de la población cuenta con una riqueza superior a la de todo el 99% restante.

Si crees que los paraísos fiscales no repercuten en tu día a día y que solo afecta a los ricos y grandes empresas, te tenemos una mala y amarga noticia: no es así.

paraisos fiscales
Paraísos fiscales

La carga impositiva, que es evadida por las compañías en aquellos países donde en verdad ejercen sus actividades económicas implica que ese Estado no recibe ese dinero. Por lo tanto, se reduce la cuota de dinero de la que se dispone para cumplir con las exigencias del gasto público.

Esto no es más que el dinero que emplean los gobiernos para garantizar que tú, como ciudadano, goces de los beneficios de vivir en ese país. En pocas palabras quiere decir que los ricos no pagan en realidad lo que deben y el resto del mundo debe cargar a cuestas con estos impuestos.

Un problema a gran escala

Pero esto es solo la punta del iceberg, pues el impacto de esta actividad cuasi legal, genera una serie de consecuencias mucho más graves y profundas a la comunidad global. Veamos algunos otros problemas que generan los paraísos fiscales:

  • El secretismo en la información bancaria, fundamentado en una estricta confidencialidad, permite guardar y posteriormente movilizar capitales obtenidos de manera ilegal. Así los fondos sustraídos por corrupción o devengados por el tráfico de drogas, armas o seres humanos, pueden ser guardados. De este modo, se pueden evadir cualquier tipo de responsabilidad con la ley a nivel penal, fiscal y/o civil.
  • Para poder cubrir los vacíos fiscales provocados por esta maniobra poco ética los Estados deben incrementar las tasas de impuestos sobre los ciudadanos de a pie.
  • El resguardo de capitales de origen ilícito es la primera de las formas para poder lavar o legitimar esos activos.
  • Se generan instrumentos financieros que captan los capitales empresariales o grandes fortunas personales para fomentar la evasión fiscal. De este modo se intensifica la acumulación de capital en corpúsculos corporativos, mientras que la población mundial se empobrece.

Todos quieren formar parte

No solo los que se lucran de emplear los paraísos fiscales son empresas o personas que buscan no pagar impuestos.

Es fácil entender porque una organización criminal, un grupo terrorista o alguien que malversó cuantiosas sumas de dinero de un Estado coloquen ese capital en una guarida fiscal.

También, resulta sencillo entender cómo se lucran las firmas de consultores y bufetes de abogados en la creación de empresas offshore. Pero hay mucho más en el mundo del desvío y ocultamiento de capitales.

Resulta que los bancos son de los que más ganan por sumarse a las actividades en los paraísos fiscales, alcanzando un beneficio de más del 25% de sus ingresos.

La fórmula es simple, obtienen un rendimiento del 42% por cada operación en los paraísos fiscales que superan al 19% promedio que captan fuera de estos. Esto no es cualquier cosa y explica por qué encontramos a 20 de los bancos más grandes de Europa haciendo operaciones en estos territorios.

Si bien, en muchos casos no tienen una sede directamente a su nombre emplean, otros bancos como sus sucursales bancarias. Si quieres saber cuáles son algunas de estas entidades bancarias aquí te las ponemos:

  • En España: Grupo Santander y BBVA
  • Alemania: Deutshe Bank, Commerzbank, KFW.
  • De Italia: UniCredit e Intesa San Paolo.
  • Los Países Bajos: ING y Radobank.
  • De Suecia: Nordea.
  • Del Reino Unido: HBSC, Barclays, RBS, Lloyds Bank y Standard Chartered.

Cuáles son las principales empresas que emplean paraísos fiscales

Es común escuchar las historias de como muchas de las más grandes y lucrativas empresas del mundo nacieron de sustratos humildes y con esfuerzo, trabajo y genialidad triunfaron.

Esto puede que sea verdad, pero lo que no te cuentan es como evitan pagar altas sumas de dinero para mantenerse como lo que son: gigantes empresariales.

Estados Unidos de Norteamérica reúne a media centena de compañías que guardan sus capitales en paraísos fiscales.

Entre todas ellas tenemos el escalofriante número de 151.179,44 mil millones de euros que fueron desviados con el fin de pagar pocos o casí ningún impuesto en el Estado donde realmente operan.

Esta lista la encabezan Apple, Pfizer, Microsoft, General Electric, IBM, Merck, Alphabet (Google), Cisco System, Johnson & Johnson y Oracle.

También resaltan nombre comunes como PepsiCo, Coca-Cola, Intel, JPMorgan Chase, Home Depot, General Motors, Wells Fargo, Walt Disney, AT&T y Mondelez International.

Como ves una de las formas de que estas empresas se convirtieron en gigantes, fue, en gran medida, repartiendo el peso fiscal sobre aquellos que compran o adquieren sus productos y/o servicios. El negocio perfecto ¿no te parece?

Cuáles son los organismos que actúan contra los paraísos fiscales

Dado el terrible impacto que causan los paraísos fiscales, se han convertido en asunto de importancia para las principales economías mundiales.

En la actualidad, varios Estados se han unido para intentar minimizar el impacto de los paraísos fiscales dentro de la economía.

Un ejemplo de esto es la creación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE. También se puede citar las intenciones de la Unión Europea por aplicar mecanismos de presión a los Estados que han sido catalogados como paraísos fiscales.

El primero de los focos de atención a este problema es la eliminación de la confidencialidad bancaria. La razón es fácil de ver, sin este recurso se puede rastrear el origen de los capitales, sus movimientos y desde luego a quien o quienes pertenece.

La OCDE fue pionera en 1998 en generar un listado que incluyera a estos países que fomentan la evasión de impuestos.

Se tuvo que esperar 7 años, gracias a los retrasos aplicados por Luxemburgo, Suiza, Austria y Bélgica, para que por fin en 2005 se estableciera una ley de impuestos a los intereses en Europa. Pero el éxito hasta entonces fue parcial, porque la información no incluía la proveniencia de los capitales.

El año 2014 marcó un gran avance en materia de evasión fiscal “cero” cuando 51 países se sumaron a un acuerdo internacional de supresión del secreto bancario. Esto se logró gracias a las presiones en el sistema mundial donde los Estados se encontraban urgidos de recursos después del colapso financiero del 2008.

¿Estas listas son fiables?

Aunque es innegable la lucha que ha trazado la OCDE en poder dar un avance en la reducción de los paraísos fiscales, por lo menos rompiendo el velo del secretismo, no todo es perfecto.

Los países de la OCDE son de los Estados más ricos del mundo, que emplean mecanismos legales y resortes financieros para limitar el ascenso de países en vías de desarrollo a este “selecto club”.

Pero manteniéndonos muy ceñidos al tema que nos compete que son los paraísos fiscales, no es difícil notar ciertas irregularidades. Hábilmente o descaradamente, según se vea, las llamadas listas negras de la Unión Europea y de la OCDE omiten ciertos Estados.

Esto es particularmente notorio cuando se analizan trabajos de ONG’s como Oxfam que aplica los mismos criterios de catalogación en miembros de esas organizaciones.

Por ejemplo, la OCDE “omite” la clasificación de Estados Unidos, Irlanda, Reino Unido, Israel y Costa Rica, miembros activos de esta organización, como paraísos fiscales.

Por otro lado la UE tampoco cuestiona como los Países Bajos, Malta, Luxemburgo, Suiza, nuevamente Irlanda y diversas dependencias del Reino Unido son de los más populares y escandalosos paraísos fiscales del mundo.

De hecho, la política punitiva contra los paraísos fiscales en el mundo expuesta por la UE ignora abiertamente a 3 de los peores paraísos fiscales del mundo: los Países Bajos, Irlanda y Luxemburgo.

Al final de cuentas resulta irónico o hipócrita que la mayoría de las potencias económicas buscan redirigir los activos a sus territorios, mientras constriñen a los paraísos fiscales “clásicos”.

Lista de paraísos fiscales

Como era de esperarse la lista de países y territorios que son considerados paraísos fiscales es, lamentablemente muy extensa.

La OCDE, la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y cada país cuenta con su propia lista de países considerados paraísos fiscales. La razón de esta variación son los elementos que considera cada ente para justificar la inclusión de un Estado dentro de esa clasificación.

Lista negra de la OCDE

Según la OCDE el único paraíso fiscal del mundo es Trinidad y Tobago. Los siguientes son países que, por miedo a sanciones, han flexibilizado en mayor o menor cuantía su secretismo bancario. Estos últimos son:

  • Andorra
  • Anguila
  • Antigua y Barbuda
  • Aruba
  • Bahamas
  • Baréin
  • Bermudas
  • Belice
  • Chipre
  • Curazao
  • Dominica
  • Gibraltar
  • Granada
  • Guernsey
  • Islas Cook
  • Islas de Man
  • Islas Caimán
  • Islas Marshall
  • Islas Vírgenes Británicas
  • Islas Turcas y Caicos
  • Islas Vírgenes de EE.UU
  • Islas Seychelles
  • Liberia
  • Liechtenstein
  • Maldivas
  • Malta
  • Mauricio
  • Mónaco
  • Monserrat
  • Nauru
  • Niue
  • Samoa
  • San Cristóbal y Nieves
  • San Vicente y las Granadinas
  • San Marino
  • Santa Lucía
  • Trinidad y Tobago
  • Vanatu

Listado de paraísos fiscales según el Fondo Monetario Internacional

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional, atendiendo a diversas fuentes, como la mencionada ONG Oxfam, incluyen a:

  • Hong Kong
  • Singapur
  • Luxemburgo
  • Emiratos Árabes
  • Países Bajos
  • Suiza
  • Taiwán
  • Panamá
  • Irlanda
  • Serbia
  • Omán
  • Palaos
  • Guam
  • Estados Unidos de Norteamérica
  • Alemania
  • Guernsey
  • Líbano
  • Japón
  • Tailandia
  • Canadá
  • Malasia
  • Barbados
  • Ghana
  • Montenegro
  • Macedonia
  • Botsuana
  • Catar
  • Bosnia y Herzegovina
  • Sri Lanka
  • Yemen
  • Túnez
  • Siria
  • Pakistán
  • Irán
  • Etiopía
  • Corea del Norte
  • Fiji
  • Groenlandia
  • Albania
  • Islas Feroe
  • Cambodia
  • Samoa Americana

Las acciones de España contra los paraísos fiscales

Al igual que otros países europeos, España cuenta con sus propios criterios para señalar a un territorio dentro de su lista negra de paraísos fiscales.

En términos concretos si un país firma y pone en práctica un intercambio de información en materia de impuestos, es condición para sacarlo de dicha lista. Pero además ha creado un conjunto de mecanismos de control tributario. Algunos de estas exigencias son:

El Régimen de Transparencia Fiscal Internacional

Ese instrumento se busca que aquellos que residan en el territorio español deban aportar al fisco el impuesto sobre la renta de las personas físicas. Esto busca evitar que estas personas que colocaron sus capitales en sociedades en territorios con baja tasa impositiva dejen de pagar lo que deben.

El Modelo 720

Esta declaración de tipo informativa exige al contribuyente que declare cuáles son sus propiedades, bienes y/o derechos en algún territorio en el extranjero.

El Modelo 232

Esta declaración debe ser presentada por aquellas personas que estén contempladas dentro de la categoría de contribuyente del impuesto sobre sociedades y del impuesto sobre la renta de no residentes. Estas se centran en las operaciones vinculadas en algunas operaciones de tipo mercantil o familiar para evitar el fraude al fisco.


Artículos relacionados

Deja un comentario