fbpx

Descubre todo sobre los ratios financieros

Los ratios financieros son instrumentos que nos aportan información valor. Los directores financieros los utilizan constantemente para analizar la situación financiera de una empresa.

Son también una excelente herramienta para saber si se ha gestionado bien o mal. Puedes comparar el resultado actual con los anteriores para determinar la evolución de la empresa.

ratios financieros
Ratios financieros

Si quieres saber más sobre estas herramientas te invito a que te quedes en este artículo, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los ratios financieros?

Un ratio financiero es una relación entre dos variables usadas para analizar un balance de situación. Con ellos se puede obtener información sobre la situación financiera de la empresa y también si está siendo gestionada adecuadamente.

Son usados para comparar dos razones financieras de periodos o tiempos distintos y detectar tendencias. Es usado para prever problemas permitiendo que puedas buscar soluciones a tiempo.

¿Cuáles son las diferencias entre ratios financieros y ratios económicos?

Aunque pueden considerarse parecidos existen diferencias que debes conocer.

En primer lugar, los ratios financieros se encargan de aspectos financieros, es decir, su principal fuente de datos es el balance de situación de la empresa.Se encargan del endeudamiento, la solvencia y la liquidez. Esta información es de suma importancia para poder tomar decisiones a largo plazo.

Por otro lado, los ratios económicos se enfocan en la actividad de la empresa y su fuente de información principal es la cuenta de resultados. Además, se centran en el ciclo productivo que por lo general es anual.

Tipos de ratios financieros

Existe una gran variedad de ratios financieros pero los más usados pueden ser clasificados en 4 grupos:

  • Ratios de liquidez.
  • Los ratios de endeudamiento o apalancamiento.
  • Ratios de gestión o actividad.
  • Los ratios de rentabilidad.

A continuación, se explicarán detalladamente cada uno de ellos.

Ratios de liquidez

Son aquellos que se usan para medir el grado de solvencia que tiene una empresa, es decir si son capaces de pagar sus deudas al vencimiento.

Aunque es usado para medir solvencia a corto o largo plazo, también sirve para anticipar problemas de Cash Flow. Es decir, la capacidad de la empresa de generar liquidez.

Los ratios de liquidez más usados son: ratio de liquidez o razón corriente, ratio de prueba ácida, ratio de prueba defensiva y ratio de capital de trabajo.

  1. Ratio de liquidez o razón corriente: indica la proporción de deudas a corto plazo que se pueden cubrir por elementos del activo y viene dado por: Liquidez General= Activo Corriente/Pasivo Corriente.
  2. Ratio de prueba ácida: conocido como acid test, es una medida afinada de la capacidad que tiene una empresa de enfrentar sus deudas a corto plazo con elementos activos, que forman parte del inventario. Estos elementos se restan porque también son los menos líquidos. En otras palabras, estos son los activos que más se dificultan para convertir en efectivo en caso de quiebra. Su expresión viene dada por: Prueba Ácida= (Activo Corriente-Inventario) /Pasivo Corriente.
  3. Ratio de prueba defensiva: es un indicador que nos dice si la empresa es capaz de operar a corto plazo con sus activos más líquidos. Su relación viene dada por: Prueba Defensiva= (Caja y Bancos/Pasivo Corriente) x 100.
  4. Ratio de capital de trabajo: al restar el activo corriente del pasivo corriente, este ratio muestra con lo que una empresa cuenta tras pagar una deuda inmediata y de lo que cuenta para operar. Su fórmula viene dada por: Capital del Trabajo = Activo Corriente-Pasivo Corriente.

Ratio de gestión o actividad

Son usados para detectar la efectividad en cuanto a la gestión de la empresa, es decir, si las políticas de ventas al contado, ventas totales, los cobros y la gestión de inventarios funcionan correctamente. A su vez está compuesto por:

  1. Rotación de cartera (cuentas por cobrar): está encargado de medir cuanto tiempo tarda la empresa en cobrar a sus clientes. Si la cifra de cuentas por cobrar es superior a las ventas, entonces, esto significa que la empresa posee una acumulación de clientes deudores por lo cual está perdiendo capacidad de pago. Es determinado mediante la siguiente fórmula: Rotación de Cartera = Cuentas por Cobrar Promedio x 360 / Ventas.
  2. Rotación de inventarios: proporciona información acerca de lo que tarda el stock de la empresa en convertirse en efectivo y cuantas veces se necesita a lo largo del año. Es uno de los más importante en cuanto a gestión de inventarios y viene dado por: Rotación de Inventarios = Inventario promedio x 360 / Costo de las Ventas.
  3. Periodo medio de pago a proveedores: es el tiempo medio en días en el cual la empresa tarda en pagar deudas a sus proveedores y se determina mediante la siguiente expresión: Periodo de Pago a Proveedores = Promedio de Cuentas por Pagar x 360 / Compras a Proveedores.
  4. Rotación de activos totales: Mide las ventas que genera la empresa por la cantidad de dinero invertido y se determina mediante: Rotación de Activos Totales = Ventas / Activos Totales.
  5. Rotación de activo fijo: es parecido al anterior, pero en lugar de tener en cuenta los activos totales, solo consideran los activos fijos: Rotación de Activo Fijo = Ventas / Activo Fijo.

Ratios de endeudamiento

Informan del nivel de endeudamiento de la empresa en relación con su patrimonio neto. Se determinan mediante las siguientes expresiones:

  1. Ratio de Endeudamiento = (Pasivo / Patrimonio Neto).
  2. El ratio de Endeudamiento = (Pasivo Corriente / Patrimonio Neto).
  3. Ratio de Endeudamiento = (Pasivo no Corriente / Patrimonio Neto).

Ratios de rentabilidad

Mide el rendimiento de la empresa en relación con las ventas, capital o activos. Los ratios financieros de rentabilidad más importantes son los siguientes:

  1. Rentabilidad de la empresa en general: mide la productividad del negocio. Cuanto más alto significa que la empresa es más rentable y viene dados por la expresión siguiente: Rentabilidad de la Empresa = Beneficio Bruto / Activo Neto Total.
  2. La rentabilidad del capital: es utilizado para medir la rentabilidad del capital aportado por los accionistas, como el generado por la empresa: Rentabilidad del Capital = Beneficio Neto / Fondos Propios.
  3. Rentabilidad del capital propio: se usa para medir la rentabilidad de los capitales invertidos por la empresa, en función del beneficio neto obtenido: Rentabilidad del Capital Propio = Beneficio Neto / Capital Propio.
  4. La rentabilidad de las ventas: mide la relación entre la cifra de ventas y el coste de la fabricación del producto: Rentabilidad de las Ventas = Beneficio Bruto / Ventas.

Artículos relacionados con la gestión financiera de una empresa

Deja un comentario