fbpx

Cómo motivar a un equipo de trabajo

En el mundo empresarial la conformación de un equipo es uno de los pasos más importantes para tener éxito como empresa.

Por ello, un aspecto que toma alta relevancia es saber cómo motivar a un equipo de trabajo ya conformado y consolidado.

como motivar a un equipo de trabajo

No es una tarea sencilla, pues se está trabajando con un talento humano muy heterogéneo desde el punto de vista de las personalidades, pensamientos y formas de actuar.

Todo en la vida cambia, incluso en el mundo la empresa. La gestión empresarial, y la gestión de personal, se van adecuando a los nuevos tiempos.

Antiguamente, la forma de “cómo motivar a un equipo de trabajo” era mediante el ordeno y mando. Esta forma de gestión, llevaba asociada amenazas de despido a los trabajadores que no asumieran las órdenes dadas.

En la actualidad, esto ya no funciona, aunque se sigue aplicando en algunas empresas. Motivar a un equipo de trabajo significa liderar a las personas, de forma que sientan que forman parte del proyecto.

Para una buena gestión de personal, se requiere una jerarquía mucho más transversal, donde se escuche las opiniones del equipo.

Una gestión de equipos con una jerarquía vertical, estilo militar, a día de hoy es obsoleta, y totalmente desmotivadora. Los integrantes más cualificados del equipo no durarán mucho tiempo en empresas con este estilo de gestión.

Si quieres tener un equipo de trabajo motivado en tu empresa sigue leyendo estas recomendaciones.

La importancia de motivar a un equipo de trabajo

Lograr que la motivación en el área laboral esté en niveles adecuados, solo se obtiene gracias a una filosofía empresarial que esté consonancia con los tiempos que corren.

En primer lugar, el equipo debe sentir una pasión por trabajar mancomunadamente, con el fin de conseguir unos objetivos en común en beneficio de la empresa. Pueden ser objetivos económicos, estadísticos, o sociales entre otros.

Si tienes un equipo motivado, conseguirás sacar lo mejor de cada uno de ellos. Conseguirás que entre ellos empaticen, se comuniquen, y aprendan el uno del otro.

Para ello, es fundamental que haya un líder del equipo que sepa liderar y no ordenar. Fíjate en las grandes multinacionales más jóvenes. Se prima el bienestar individual de los empleados, y se fomenta el trabajo en equipo.

Analizando el éxito de estas grandes empresas modernas, podemos decir con rotundidad, que han aplicado excelentes prácticas de cómo gestionar un equipo de trabajo. Y a la vista están las metas que han alcanzado.

Recuerda que, en la sociedad actual, es mucho más beneficioso y productivo para tu empresa, el liderar a tu equipo, en lugar dar órdenes a tus subordinados.

Qué es motivar un equipo de trabajo

Son todas aquellas medidas adoptadas por una empresa que promueven un objetivo común a alcanzar por tu equipo.

Este fin puede ser trazado bajo la premisa de un objetivo, tanto personal o colectivo.  Es vital que el equipo de trabajo al completo se sienta identificado con el objetivo a alcanzar.

como motivar a un equipo de trabajo

La motivación colectiva se consigue liderando al equipo. Tienes que hacerle partícipe del objetivo perseguido. Deja que cada miembro del equipo opine y aporte ideas. El sentimiento de pertenencia es muy potente en la motivación personal.

El líder debe escuchar y debatir las ideas aportadas. Si como líder no estás de acuerdo en algo que ha dicho alguna persona del equipo, debes rebatir la idea y convencer con argumentos al resto del equipo.

Motivación es todo aquello que busca el avance en pro de un objetivo. El propósito de alcanzar el objetivo puede ser por muchos factores. No obstante, el objetivo debe proporcionar satisfacción al equipo de trabajo si se consigue.

Un buen líder debe premiar a su equipo con alicientes que inspiren o despierten el sentido de pertenencia de cada uno de los miembros.

Qué desmotiva a un equipo de trabajo

Existen ciertos elementos que perjudican la forma de cómo motivar a un equipo de trabajo. Te voy mencionar algunas situaciones que son realmente desmotivadoras para un equipo de trabajo:

  • Que el líder de órdenes en lugar de liderar
  • Mal ambiente de trabajo
  • Baja remuneración económica
  • No tener objetivos a conseguir marcados
  • Que los miembros del equipo no tengan directrices claras de su trabajo
  • La empresa no promueva el crecimiento profesional
  • Monotonía laboral

En consecuencia, estas situaciones laborales solo pueden terminar de perjudicar la dinámica del equipo. Obviamente, se creará un clima de rechazo al lugar de trabajo.

Frenar el avance del buen ambiente de trabajo puede provocar el síndrome de Burnout. El mismo se entiende como una especie de trastorno psicológico, que pueden terminar con una depresión laboral colectiva ante la falta de elementos o estrategias motivacionales.

Por ello, es importante contar con un liderazgo en el equipo de trabajo, que empatice y sepa motivar. Este perfil no tiene por qué ser el dueño o socios de la empresa.

El líder de un equipo de trabajo, puede ser un empleado que tenga las características de personalidad necesaria para asumir las riendas del grupo. Alguien que sepa transmitir los objetivos planteados, tanto colectivos como individuales de cada uno de los miembros.

El rol de un líder 

como motivar a un equipo de trabajoEs necesario que, en un equipo de trabajo, cada uno de sus miembros se sienta identificado con una o varias personas. Ésta/s deben destacar por su visión y vocación de liderazgo y deben saber cómo motivar a un equipo de trabajo.

Puede actuar según los escenarios que se presenten. Así podrá determinar con que estrategia mantendrá los niveles de motivación colectiva según las metas perseguidas.

Su rol va más allá de dirigir. Además, debe percibir los sentimientos que hay en la dinámica laboral colectiva.

Por consiguiente, actuará según las situaciones que se vayan presentando.

Su papel motivador es fundamental, pues sobre sus hombros cae la responsabilidad de lograr que los objetivos marcados se consigan.

Un buen líder no destaca por lo autoritario que sea. Destaca por la capacidad de entender la heterogeneidad de grupo con el que trabaja.

Aquí radica la gran diferencia entre un jefe y un líder, sencillamente en gestionar a las personas de forma empática.

En resumen, personas que no se sientan comprometidas con la filosofía de trabajo, y que no tengan la motivación necesaria, se irán de la empresa tan pronto puedan. Lo harán con una sensación de inconformidad total.

La salida de un miembro del equipo puede crear un efecto dominó, ya que, los otros compañeros que tengan las mismas sensaciones procederán a hacer lo mismo.

Entonces, es deber del líder mantener la motivación necesaria sin que se perciba la sensación de obligatoriedad del trabajo. Se ha de trasmitir mensajes emotivos para la consecución de las metas.

Acciones para motivar

No es un secreto que la motivación ayudará a lograr mejores resultados dentro de un grupo de trabajo. Existen formas para lograr que la motivación se mantenga en altos niveles.

Las acciones motivadoras, permiten que el ambiente laboral esté acorde a los objetivos empresariales colectivos a los que se aspira.

Para las personas que estén pensado cómo motivar a un equipo de trabajo, aquí te expongo cuatro acciones efectivas. Éstas acciones son básicas y primordiales: ambiente laboral, el incentivo, la comunicación, y la flexibilidad.

Ambiente Laboral

La armonía y cordialidad del lugar de trabajo cumple una función importantísima para mantener la motivación del equipo.

Por ello, el líder debe trabajar en que el ambiente laboral sea óptimo y agradable para los miembros del equipo. Esta armonía se tiene que mantener, y evitar que se fracture a pesar de los altibajos del día a día.

El incentivo

El incentivo puede llegar de muchas maneras. Siempre se piensa en el incentivo económico, pero no es la única forma de incentivar. A veces, con un simple agradecimiento y/o reconocimiento individual o colectivo puede ser suficiente para mantener la motivación.

Un reconocimiento individual a un miembro del equipo, abrirá un escenario de competencia sana entre todos los demás integrantes. Todos querrán recibir la misma atención por parte de la empresa o del líder del equipo.

La comunicación

Sin duda es uno de los aspectos más importantes a la hora de motivar. Tanto el líder del equipo, como los integrantes, deben mantener un alto nivel de comunicación.

Debatir los métodos de cómo conseguir los objetivos, y reunirse a menudo para ver la evolución de los mismos, es motivador. Los integrantes del equipo, si tienen voz y voto, sentirán que forman parte del proyecto.

Dentro de la comunicación hay que incluir las críticas entre compañeros, incluidas las críticas hacía el líder. Siempre deben ser críticas constructivas, respetuosas, y en tono cordial. El fin es mejorar procesos para la consecución de los objetivos.

Flexibilidad

La flexibilidad en el trabajo juega un papel crucial a la hora de valorar el rendimiento del equipo. Mantener una postura rígida, estilo militar, solo producirá incomodidad y malestar entre los miembros.

Sentirán poca motivación al tener que cumplir normas rigurosas y estrictas que les anula como persona. Una situación así no permite a las personas sentirse valoradas. Más bien sentirán que son menospreciadas e infravaloradas.

Por ello, es importante que la empresa muestre cierta flexibilidad dentro de sus posibilidades. Cuando un trabajador percibe que se le trata bien, éste dará lo mejor de sí en su puesto de trabajo.

Artículos sobre emprendedores y autónomos que te pueden interesar

Deja un comentario

error: Content is protected !!