fbpx

Qué es remesa bancaria

qué es una remesa bancaria
qué es remesa bancaria

Si eres empresario, es posible hayas utilizado y sepas qué es una remesa bancaria alguna vez. Estos recibos domiciliados, constituyen un método de cobro y pago altamente empleado entre empresas.

Con las remesas bancarias se ahorra tiempo y es mucho más cómodo para las partes, al no tener que emitir órdenes de cobro y pago de forma repetida.

Al momento de realizar una remesa bancaria, debes registrar en tu cuenta bancaria de remesas el número de cuenta de la persona o empresa a la que quieres cobrar, así como el importe a recibir.

Este sistema tiene la particularidad que es el deudor el que debe solicitar y permitir que le hagas el cobro a través de una remesa bancaria.

No obstante, las remesas pueden ser empleadas tanto para cobrar como para pagar, pero su uso más frecuente es para realizar cobros a los clientes.

Definición de remesa bancaria

Se trata de un documento que agrupa un conjunto de varios recibos pendientes de cobro. Este documento lo entregas a tu entidad bancaria con el propósito de que te trámite todos los cobros pendientes de tus clientes. Es un método que facilita el proceso de ejecutar varios recibos de cobro al momento.

¿Qué es remesa bancaria? es en esencia un documento que permite liquidar una transacción de compraventa para cualquier clase de mercancía. Por medio de este método se autoriza a nuestro banco para que realice las gestiones de cobro o pago de esa compraventa.

Cada vez más, éste suele ser el método de pago preferido por las empresas porque resulta mucho más práctico y sencillo, tanto para el pagador, como para cobrador.

A la parte que recibe el importe, tiene asegurado la recepción del dinero en una fecha específica, mientras que a los que pagan, se les permite realizar la operación bancaria automatizada. De este modo no tienen la necesidad de hacer transferencias para pagar a sus proveedores.

Cómo funcionan y cómo se hacen las remesas

El funcionamiento de estos documentos depende de la condición de los mismos, ya que pueden ser remesas de cobro o de pago.

Si hablamos de las remesas de cobros, estamos autorizando a nuestra entidad bancaria a ejecutar, el cobro de nuestros clientes a una fecha determinada. Una vez hecha la remesa, se debe producir un aumento de nuestro saldo bancario.

Por otro lado, si hablamos de remesas de pagos, se le ordena a nuestro banco realizar el pago a nuestros proveedores a una fecha determinada. Con lo cual, una vez cargada la remesa en nuestra cuenta, se producirá una bajada de nuestro saldo bancario.

Tipos de remesas bancarias

En la actualidad, los ficheros de remesas bancarias poseen un formato en específico que depende del tipo de remesa y recibos domiciliarios  que se deseen ejecutar. Existen 3 tipos de remesas:

  • Tipo de remesa CORE: Puede ser utilizada por cualquier tipo de destinatario. Se carga el importe directamente en la cuenta bancaria del deudor, independientemente de que sea un consumidor, una empresa o un autónomo.
  • Tipo de remesa COR1: También se emplea por todas las tipo de destinatario. Se diferencia del formato CORE al poseer un  plazo fijo de presentación.
  • Tipo de remesa B2B: Esta clase de remesa se usa exclusivamente entre destinatarios profesionales, es decir, empresas o autónomos. También la cuenta de destino debe ser una cuenta que haya sido previamente denominada por el organismo bancario como de “uso o actividad profesional” (cuenta empresa, cuenta autónomos). El formato de dichos recibos requiere la existencia de un acuerdo que incluya la autorización de la emisión de este tipo de recibos, e imposibilite la devolución de los mismos.

Datos a tener en cuenta

Al momento de hacer una remesa bancaria, es fundamental incluir en cada uno de las cobros individuales los siguientes datos:

  • Número de la factura que se está cobrando
  • Número de contacto
  • Concepto de la factura
  • Fecha de emisión del recibo

Además, el documento generado por las remesas también contienen la siguiente información:

  • Nombre de la remesa
  • Fecha de vencimiento de la remesa
  • IBAN  (cuenta a la que se debe hacer la transferencia).
  • Referencia de la orden de domiciliación.
  • ID de acreedor.

Es importante considerar que los datos señalados previamente son obligatorios y corresponden a lo estipulado en la normativa SEPA, la cual señala que todas las remesas deben adaptarse a este formato. Vamos a ver continuación qué es el SEPA.

Qué es SEPA

qué es una remesa bancaria
qué es remesa bancaria

Como se indicó previamente, las remesas deben cumplir  con la normativa SEPA, la cual fue aprobada en Febrero del año 2014, y a la que se han sumado 32 países a nivel mundial.

La SEPA, (Single Euro Payment Area, es decir, la Zona Única de Pagos Euro) indica que  deben cumplirse un conjunto de procedimientos estándar para poder operar con mayor  libertad en la zona. En concreto en estos tres tipos de transacciones: los pagos con tarjeta, las transferencias, y las domiciliares bancarias.

Las normas SEPA son las que regulan las remesas bancarias, debido a que las mismas implican la realización de transferencias. Para que las remesas se puedan llevar a cabo sin inconvenientes, el cliente debe dar un consentimiento explícito mediante el mandato SEPA.

Por medio de este mandato, autorizas a tu banco a realizar las operaciones bancarias pertinentes que te permitan la domiciliación de recibos. Así pues, en el mandato SEPA se deberá indicar el nombre de nuestro cliente, el concepto del cobro y el importe que le tiene que cobrar.

El banco del cliente recibirá las remesas que enviemos, y hará el abono del importe a nuestra cuenta bancaria.

Finalmente, todos esos recibos pendientes de cobro que se han emitido hacia nuestros clientes serán condensados en un solo fichero, el cuál será denominado como una remesa bancaria.

Artículos sobre emprendedores y autónomos que te pueden interesar

Deja un comentario

Abrir chat
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?