fbpx

Ciclo de vida de una empresa

Todo en la vida tiene un proceso de transformación a lo largo del tiempo. El mundo de los negocios cambia constantemente, con lo cual, el ciclo de vida de una empresa irá a acorde a la situación del mercado en la que esté actuando.

Pero, ¿qué es el ciclo de vida de una empresa? es la progresión por fases que experimenta la empresa a lo largo del tiempo. Dependiendo del negocio, estas fases serán más largas o menos.

En este artículo te voy a explicar las fases naturales por las que pasará toda empresa a lo largo de su vida.

Fases del ciclo de vida de una empresa

Las fases están divididas en cuatro partes, que son: lanzamiento, crecimiento, madurez, y declive. Aquí podemos verlo gráficamente:

Ciclo de vida de una empresa
Ciclo de vida de una empresa

En este gráfico puedes observar que la evolución que tienen las ventas en cada fase a lo largo del tiempo. Vamos a ver cada una de las fases con más detalle para una mayor comprensión.

Estas fases no son inamovibles, es decir, siempre puedes pasar de una fase a otra si eres capaz de adaptar tu empresa a lo que demanda el mercado.

Puede ser que tu empresa estuviera en fase de declive, pero con una reestructura de los productos y servicios que ofrecías, ahora hayas vuelta a una fase de crecimiento.

Fase de lanzamiento

Durante esta fase las ventas de tu empresa serán bajas pero con una evolución de crecimiento lento. Aquí se hace un gran esfuerzo en marketing y publicidad para intentar captar clientes potenciales.

El objetivo es comunicar las ventajas competitivas de tus productos y/o servicios.

Normalmente, es esta etapa los ingresos son bajos y los costes iniciales son altos. Con lo cual se suele incurrir en pérdidas durante la fase de lanzamiento del negocio.

A lo largo de todo el ciclo de vida de una empresa, los beneficios se obtienen a medida que las ventas aumentan, con lo cual hay cierto retraso entre el crecimiento de las ventas y el crecimiento de los beneficios.

Desde el punto de vista financiero, también el flujo de efectivo será negativo, es decir, cobrarás menos de tus clientes de lo que pagarás a tus proveedores y acreedores.

En la fase de lanzamiento que las ventas son bajas, el riesgo comercial es más alto, con lo cual es complicada la financiación externa de la empresa.

Por ello, cuando se empieza una empresa se suele contar con recursos propios como fuente de financiación.

Fase de crecimiento

Durante la fase de crecimiento, será cuando tu empresa experimentará un rápido crecimiento en el volumen de las ventas totales.

A medida que las ventas crecen exponencialmente, verás como comienzas a ver ganancias en tu negocio. Esto será posible una vez rebases el punto de equilibrio.

Sin embargo, las ventas crecerán a un ritmo mayor de lo que lo harán los beneficios. Como hemos dicho antes, hay cierto retraso entre las ventas y los beneficios.

ciclo de vida de una empresa

El flujo de efectivo durante esta fase de crecimiento pasa a ser positivo, lo que significa que cobrarás más de tus clientes de lo que pagarás a tus proveedores y acreedores.

En la fase de crecimiento tu empresa experimenta un aumento sustancial en las ventas, y los riesgos comerciales disminuyen.

Con lo cual tu capacidad para endeudarte aumenta y podrás pedir financiación externa. También, el flujo de caja positivo será una señal de que tienes capacidad para devolver tus deudas.

En definitiva, en esta fase del ciclo de vida de una empresa es cuando se requiere de más capital para poder financiar el crecimiento del negocio.

Fase de madurez

En la fase inicial de madurez es cuando las ventas continúan aumentado pero a un ritmo más lento. Esto se debe a que hay nuevos competidores que ofrecen lo mismo que tú, con lo cual se llega a cierta sobre oferta en el mercado.

Durante la madurez se alcanzará el pico de ventas máximo. Seguidamente, se llegará a fase final de madurez don las ventas comenzarán a disminuir lentamente.

Los márgenes de beneficio se reducen durante la madurez. El flujo de caja se mantendrá sin grandes variaciones durante la madurez.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que en esta fase del ciclo de vida de una empresa es donde muchas empresas amplían su ciclo de vida empresarial.

Es decir, durante esta fase se reinventan e invierten en nuevas tecnologías y nuevos mercados.

Un ejemplo de empresas que en su fase de madurez se han reinventado sería Netflix que empezó con el alquiler de DVD’s y ha pasado a ser un gigante de contenidos en streaming online.

Haciendo estos cambios, las empresas tienen la oportunidad de reposicionarse en su sector, y por lo tanto, actualizar su crecimiento en el mercado.

En la fase álgida de la madurez es cuando las empresas exhiben su posicionamiento en el mercado, y demuestran su capacidad para devolver las deudas.

En esta fase del ciclo de vida de una empresa, los negocios no tienen dificultad para conseguir financiación externa debido a su consolidación en el mercado y la capacidad de generar flujos de caja positivos.

Fase de declive

La fase de declive es la etapa final del ciclo de vida empresarial. Aquí es donde las ventas, las ganancias y el flujo de caja disminuyen.

Durante esta fase del ciclo de vida de una empresa es cuando aceptan su incapacidad para adaptarse a las condiciones del mercado actual y consecuentemente no pueden continuar en el mercado.

Por último, las empresas pierden su ventaja competitiva para finalmente cerrar y salir del mercado.

Artículos sobre emprendedores y autónomos que te pueden interesar

Deja un comentario