fbpx
no puedo pagar mis deudas y no tengo bienes

No puedo pagar mis deudas y no tengo bienes

no puedo pagar mis deudas y no tengo bienesCualquier puede pasar por un momento de crisis económica que le impida cumplir con sus obligaciones de pago. Las deudas y obligaciones con terceros hay que cumplirlas siempre sobre todo si eres autónomo. Cuando uno está en una situación extrema, la típica respuesta que se suele decir es: no puedo pagar mis deudas y no tengo bienes.

No obstante, si hoy no puedes pagar tus deudas por el motivo que sea, deberías trazar un plan que te permita recuperarte. Seguidamente, pensar la forma de cómo pagar las deudas.

Seguramente tendrás un motivo razonable y explicable del por qué no tienes capacidad para hacer frente a tus deudas. Pero, el dejar de pagarlas, no es la mejor opción, ya que, estás agravando tu problema.

Si eres autónomo tu responsabilidad frente a terceros es ilimitada. Siempre respondes con tus bienes presentes y futuros. Si eres trabajador, en algún momento volverás a trabajar y tendrás una nómina que podrá ser embargable.

La gente suele creer que el no tener bienes les libra de la responsabilidad de pagar. Esto es una equivocación, las deudas, no prescriben así de fácil. Tus proveedores y acreedores generalmente tienen el derecho de cobro garantizado, por no hablar de las deudas con las administraciones públicas como la Agencia Tributaria.

Además, tarde o temprano volverás a tener algún tipo de ingreso o de bien a tu nombre. Es entonces donde se ejecutará la deuda pendiente, más lo recargos correspondientes. Con lo cual la excusa de que no puedo pagar mi deudas y no tengo bienes, no es la solución.

Qué hago si no puedo pagar mis deudas

Si estás en una situación puntal que no puedes hacer frente a tus deudas, lo primero que debes hacer es hablar con tus acreedores y proveedores o administración pública para buscar alguna alternativa. Te recuerdo que si eres autónomo tu responsabilidad frente a terceros es ilimitada. Tus bienes presentes y futuros podrán ser embargados para pagar las deudas.

Puedes afrontar esta situación de las siguientes formas: pagando la deuda, renegociar la deuda, o pactar la condonación. Vamos a ver cada una de ellas con más detalle.

Pagar la deuda

La solución más sensata y justa es buscar una forma de poder pagar a tus proveedores y acreedores o administración pública. Seguro que piensas, pero ¿cómo lo hago si no puedo pagar mis deudas y no tengo bienes? Bueno tal vez algún familiar o amigo que confíe en ti, te puede prestar ese dinero.

Ten en cuenta que si consigues pagar esas deudas podrás evitar problemas a futuro, como son los embargos de lo que puedas tener más adelante.

Renegociar la deuda

Hablar con tus proveedores y acreedores e intentar renegociar la deuda, es otra alternativa. Esto significa reconocer que les debes dinero, pero quieres acordar unos plazos y términos para pagar.

Al renegociar la deuda es como empezar de cero. La presión por el impago que tenías desaparece y ganas algo de tiempo para recuperarte económicamente. Si optas por esta opción debes intentar que no te aumenten la deuda en exceso.

Partes de una posición negociadora débil, ya que, estás como deudor. No obstante, usa tu carta más potente, que es la de querer pagar si las condiciones son óptimas.

Pactar una condonación de la deuda

Esta es sin duda la opción más favorable para tus intereses, pero no suele ocurrir casi nunca. Tal vez, con una buena negociación puedes conseguir que te condonen parte de lo que debes.

Cuando le dices a un acreedor o proveedor que no puedo pagar mis deudas y no tengo bienes, siempre es motivo conflicto. Podría darse el caso, que prefiera cobrar hoy una pequeña parte de lo que se le debe, y condone el resto.

Las disputas judiciales por cobros suelen ser largas, y dependiendo la cantidad de dinero que sea, puede ser que no le compense iniciar un proceso de este tipo.

Conclusión y resumen

El no poder pagar las deudas es una situación incómoda para cualquier persona de bien. Hay gente que se escuda en la frase de: no puedo pagar mis deudas y no tengo bienes, pensando que no les pasará nada. Las deudas no prescriben fácilmente, y tarde o temprano el deudor tendrá algún ingreso o algún bien a su nombre.

Si estás en una situación puntual que no puedes hacer frente a los pagos, intenta siempre hablar y llegar a acuerdos. También, recuerda que si eres autónomo tu responsabilidad frente a terceros es ilimitada. Responderás con todos tus bienes presentes y futuros.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Abrir chat
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?