fbpx

Cómo se puede financiar una empresa

Unas de las principales dudas que se tienen los emprendedores y empresarios es cómo se puede financiar una empresa.

La inmensa mayoría de las empresas necesitan financiarse para poder ejercer su actividad.

Como se puede financiar una empresa

Hoy en día dispones de muchas fuentes de financiación interesantes.

La financiación empresarial sirve para que un negocio pueda disponer de liquidez para iniciar una actividad, o para su normal funcionamiento, o para su crecimiento.

Como sabes, en contabilidad tienes dos grandes bloques: activo y pasivo. El activo son todos los bienes y derecho de tu empresa, y el pasivo es lo que financia todos tus bienes y derechos. Por simplificar, diremos que el activo es lo que tienes y el pasivo lo que debes.

La financiación de una empresa se registra en el pasivo, que está formado por el exigible, y no exigible. Es decir, existe una financiación que es exigible como por ejemplo los préstamos, y otra financiación que no es exigible como por ejemplo los aportes de los socios.

Tal como veremos, la financiación tiene varios grados de coste o intereses. No obstante, también hay estrategias para financiarte gratuitamente.

En este artículo te voy explicar las diferentes formas de financiación, y te enseñaré como puedes financiar a tu empresa sin ningún coste. Es decir, financiación gratuita. Sigue leyendo.

Financiar una empresa con Pasivo Exigible

El pasivo exigible, como dice su nombre, es aquellas deudas o financiamientos que se debe devolver. Por eso se llaman exigibles, porque hay otra parte que espera recuperar ese dinero que le debe tu empresa.

Podemos clasificar el pasivo exigible en dos categorías: deudas que tienen coste, y deudas que no tienen coste. Cualquiera que entienda un poco de finanzas, sabrá que la mejor deuda es aquella que no genera costes en el tiempo.

Vamos a ver las diferentes opciones de pasivo exigible que están a tu disposición.

Financiar una empresa con Pasivo Exigible con coste

Este tipo de financiación para empresas generan intereses y/o comisiones. Es decir, se obtiene liquidez pero a cambio hemos de pagar por ella. Vamos a ver algunos ejemplos:

  • Préstamos bancarios: Es dinero que le presta un banco a tu empresa. Tendrás una tabla de amortización, donde tendrás ciertas cuotas compuesta por el  principal más los intereses. Normalmente, además de los intereses, tienen asociadas diferentes comisiones.
  • Líneas de crédito: a diferencia de los préstamos, las líneas de crédito te permiten disponer de dinero a medida que lo vayas necesitando. Pagarás intereses por el capital que hayas utilizado.
  • Factoring: Esta forma de financiación sirve para obtener recursos vendiendo las facturas pendiente de cobro de tus clientes. Obviamente, deberás pagar parte de ese derecho de cobro. La comisión te la descontarán del importe a cobrar de la factura que estás vendiendo.
  • Leasing: con este instrumento financiero, puedes tener activos a tu disposición pagando una cuota mensual. Al final del contrato tendrás la opción de compra de dicho activo. Pagarás comisiones si utilizas esta forma de financiación.

Financiar una empresa con Pasivo Exigible sin coste

Esta es la mejor forma de financiación para empresas, ya que, no generan ni intereses ni comisiones. Es decir, se obtiene liquidez y no hemos de pagar por ella. Vamos a ver algunos ejemplos:

Proveedores: Siempre que puedas debes negociar con tus proveedores para que te den el máximo plazo de crédito posible. Esto es financiación GRATUITA para tu empresa. Podrás hacer dinero hoy vendiendo mercancías que pagarás a 30 o 60 días.

Anticipo de clientes: Esta es otra excelente forma de obtener financiación GRATUITA. Cuando un cliente te avanza dinero, para comprar un producto o servicio, te está financiando sin coste para ti.

Financiar una empresa con Pasivo No Exigible

Como he comentado antes, en un balance de situación también tienes el Pasivo No Exigible. Se dice así, porque en principio ese dinero no se ha de devolver. Es la financiación interna que tiene la empresa, normalmente a través de los socios o de los beneficios no distribuidos.

Vamos a ver las opciones más comunes de financiación de una empresa con Pasivo No Exigible:

Aportaciones de los socios: Es el capital social que aportan los socios al constituir la empresa. También se puede hacer ampliaciones de capital en momentos puntuales, como una expansión, crecimiento, o en momentos de falta de liquidez.

Reservas: Está compuesto por los beneficios obtenidos en ejercicios anteriores que no han sido distribuidos. Es decir, es dinero que en lugar de ser repartido entre los socios, se deja en la empresa para su auto-financiación.

Subvenciones: Es dinero que una Administración Pública concede a una empresa si cumple ciertos requisitos. Se considera un pasivo no exigible, ya que, es dinero que no se deberá devolver.

Acciones: Si tu empresa es una Sociedad Anónima, te podrás financiar con la emisión de nuevas acciones. Tienes opciones tales como acciones corrientes, preferentes, sin derecho a voto, y convertibles.

Artículos de gestión financiera que te pueden interesar

Deja un comentario