Diferencia entre renting y leasing

En la actualidad, puedes obtener bienes sin tener que compararlos. Servicios como el renting o leasing cada vez son más utilizado por las empresas. Pero, ¿sabes la diferencia entre renting y leasing?

Comprar bienes de alto precio es habitual en el mundo de la empresa. En primer lugar podríamos creer que solo hay dos opciones viables para obtenerlos: pagar al contado o contratar un préstamo con un interés razonable.

diferencia entre renting y leasing
Diferencia entre renting y leasing

Tanto si eres un experimentado comprador que necesitas tener nuevas inversiones como si eres un comprador novel, debes saber que hay otras fórmulas legales y muy rentables.

Con el renting o el leasing puedes conseguir bienes sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero. Aquí te explicamos sus diferencias para que elijas la que más te convenga. Sigue leyendo!!!

¿Qué es el leasing?

El leasing no es más que un contrato financiero por el que una empresa puede ofrecer el uso de un bien a una tercera persona a cambio del pago de una cuota periódica.

El detalle de este tipo de contratos es que una vez concluido el periodo de validez del mismo es posible acceder a una opción de compra.

¿Qué es el renting?

El renting básicamente es un contrato similar al leasing, solo que el propietario tiene la obligación contractual de hacerse cargo de todos los gastos que deriven de dicho bien.

Finalmente, con el renting, la opción de compra que ofrece un contrato de leasing, no existe.

Principales diferencias entre renting y leasing

En términos generales, el renting es un tipo de contrato a que cualquier persona natural o jurídica puede acceder sin problema. Por el contrario, el leasing está más pensado para empresas y transacciones de tipo comercial.

En lo que respecta a impuestos, con el leasing es posible deducir de la declaración de impuestos absolutamente todas cuotas que han resultado satisfechas (intereses, amortizaciones, etc.). Con el renting tan solo se pueden deducir de la declaración impositiva las cuotas que específicamente tienen que ver con el pago de arrendamiento.

Los activos que se adquieran mediante el leasing tienen que ser destinados o formar parte de la actividad económica que realiza la empresa. Con el renting no existe ninguna obligación por parte de la persona. El bien puede ser utilizado en cualquier contexto siempre que tenga que ver con su naturaleza y no ponga en riesgo su integridad.

¿Cuándo es mejor leasing y cuando es mejor renting?

Los bienes que tengan una evolución tecnológica veloz o que puedan perder su valor en poco tiempo deberían ser objeto de contratos renting. Por otro lado, aquellos que no presentan un tiempo de obsolescencia corto o incluso puedan reevaluarse con el tiempo deberían ser objeto de contrato leasing.


Artículos relacionados

Deja un comentario