Factoring con recurso, qué es y cómo funciona

Las empresas suelen necesitar financiación en momentos puntuales. El factoring con recurso y sin recurso, cada vez están más en uso por su facilidad y rapidez.

Muchas empresas llegan a un punto en el que deben realizar los pagos de facturas por servicios, productos o nóminas y no tienen la liquidez suficiente.

factoring con recurso
factoring con recurso

Para paliar esta situación y mantener un historial de solvencia impecable, se aplica una herramienta de financiación a corto plazo que se le conoce como factoring.

Como hemos dicho, existen dos métodos o formas de solicitar factoring: el factoring con recurso y factoring sin recurso.

En esta ocasión, te explicaremos el factoring con recurso, los beneficios que provee y todo lo que implica este para las partes involucradas. Sigue leyendo!!

¿Qué es el factoring?

Antes de adentrarnos en el concepto de factor con recurso, es importante que conozcas de forma clara y concisa, en qué consiste el factoring.

Esta es una herramienta que se utiliza por una empresa solicitante, para obtener adelantos monetarios en forma de préstamo por parte de otra empresa denominada Factor. Esta financiación va ligada a condiciones de intereses o comisiones que se aplican al monto total.

Lo más normal, es que una solicitud de factoring se realice cuando una empresa no tiene liquidez y desea realizar el cumplimiento puntual de los pagos de nómina, servicios, facturas a proveedores, entre otros.

El factoring permite cumplir con los pagos puntuales y mantener un historial de solvencia impecable, para evitar una reputación negativa de pagos.

Este servicio financiero, se rige por el Código de Comercio en los artículos que van del 244 al 280.

¿Qué es el factoring con recurso?

El factoring con recurso, es un proceso en el que la empresa que realiza la venta y se le debe el dinero, le cede las facturas a la empresa factor, para recibir el pago por adelantado de las mismas.

Al realizar el pago de la factura, la empresa factor toma un porcentaje del dinero como comisión por razones de factoring y por la futura labor de cobrar a la empresa deudora.

Una particularidad de este tipo de factoring, es que la entidad financiera que realiza el factoring, no asume ningún tipo de riesgo. La única labor de la empresa factor es la de adelantar el pago de la factura y realizar el proceso de cobranza a la parte deudora.

En el proceso de factoring con recurso, si la parte deudora declara un impago de la factura, será el cliente que recibió el dinero quien corra con el riesgo. Esto significa que tendrá que devolver a la empresa factor el anticipo del dinero que se le otorgó como pago por la factura.

¿Cuándo se utiliza el factoring con recurso?

Este tipo de factoring se suele aplicar cuando la empresa que ofreció el servicio o producto, desea recibir el pago por adelantado y está tratando con una empresa deudora de confianza.

Esto surge cuando la empresa deudora tiene solvencia contrastada o se trata de un cliente del sector público que de forma segura cumplirá con la deuda.

¿Cuáles son las ventajas del factoring con recurso?

El factoring con recurso puede ser una herramienta de financiación excelente que se utiliza para recibir un pago rápido por un servicio ofrecido.

Las principales ventajas de este tipo de factoring, son las siguientes.

  • Permite disfrutar de una liquidez rápida de las facturas por el servicio otorgado.
  • Es una herramienta consolidada de forma común en el ámbito empresarial.
  • Es compatible con cualquier método de pago que se desee utilizar.
  • Se aplica a empresas en cualquier sector económico.
JORDI NAVARRO

Artículos relacionados

Deja un comentario