fbpx

Qué es la rentabilidad Financiera y cómo se calcula

Uno de los términos más utilizado en el mundo de las finanzas corporativas es la rentabilidad financiera de una empresa. Es un dato de suma importancia, tanto para los propietarios, como para los directivos.

En términos generales, la rentabilidad es un indicador de las ganancias que posee un proyecto o empresa. El índice que indica la rentabilidad es un elemento considerado indispensable. Esto es porque nos permite determinar si la inversión a realizar es viable.

rentabilidad financiera

La rentabilidad financiera o ROE es el porcentaje de beneficio que obtiene una empresa con sus recursos propios. Es decir, es la rentabilidad que se obtiene de dividir el beneficio total entre los recursos propios. 

A continuación analizaremos lo que es la rentabilidad financiera, conceptos básicos y formas de calcularlo. Aquí te lo explicamos todo. Sigue leyendo!!

¿Qué es el ROE o rentabilidad financiera?

La rentabilidad financiera, también conocida como ROE o rentabilidad de los fondos propios, es la que engloba todos los beneficios que logran conseguir los socios de un negocio.

En ella, se mide la capacidad que posee una empresa para generar ingresos mediante sus propios fondos. Esta también hace referencia a la relación existente entre el patrimonio neto y el beneficio neto que obtendría la compañía.

Para la rentabilidad financiera no se toma en cuenta la deuda que se haya utilizado para que se pudieran generar dichos beneficios. Esto es lo que la diferencia de la rentabilidad económica, pues en ella si se incluyen los préstamos monetarios.

Es decir, que en el caso de que un socio entre en algún negocio, la rentabilidad financiera será la que determine la ganancia que se obtendrá en el capital que se haya aportado.

Además, dicha rentabilidad se va a calcular en base al beneficio neto. Este beneficio final se obtiene una vez se han descontado los impuestos e intereses.

¿Cómo sacar la rentabilidad financiera de una empresa?

Cuando hablamos de rentabilidad financiera, nos referimos a la capacidad que posee una empresa para generar beneficios en relación a sus propios recursos. Para ello, la diferencia entre los gastos e ingresos debe aportar un resultado positivo.

La manera para calcular el ROE de una empresa es recabando los datos de la cuenta de explotación. Una vez hecho un cierre contable de un periodo, ya dispondremos de un beneficio.

El siguiente paso sería obtener del balance de situación el saldo que tenga la cuenta contable de recursos propios.

Con estos dos datos, ya estaremos en situación de poder aplicar la fórmula de la rentabilidad financiera.

Fórmula de la rentabilidad financiera

Ya tenemos dos dos datos que necesitamos para calcular el ROE de una empresa. Estos son, el beneficio obtenido en un periodo concreto, y los recursos propios del negocio.

Con lo cual, la fórmula del ROE sería la siguiente:

ROE = \frac{Beneficio\: neto}{Patrimonio\: neto}

Apalancamiento financiero y ROE

Usar los fondos ajenos como préstamos, puede hacer variar el resultado de explotación de una empresa.

Utilizar recursos ajenos nos puede permitir generar más volumen de negocio, y se puede incrementar los beneficios obtenidos. Con lo cual, podemos mejorar la rentabilidad financiera.

Este efecto, que se produce con el endeudamiento, se le denomina apalancamiento financiero. Este puede ser positivo, cuando la rentabilidad financiera aumente, o negativa, cuando disminuye.

¿Cómo mejorar la rentabilidad financiera?

A fin de poder conocer la salud financiera de las empresas, es indispensable mantener al día la información de los estados financieros. También, que se conozca el estado de los indicadores claves del negocio.

De esta forma se puede saber si aquello en lo que se invierte está siendo realmente rentable para la empresa. Se puede llegar a alcanzar las metas previamente establecidas si se posee toda la información estratégica

Aquí tienes unos cuantos consejos para que puedas mejorar progresivamente la rentabilidad financiera de tu empresa:

  • Lleva un adecuado control de todos los gastos
  • Intenta incrementar los márgenes de ganancias de los productos o servicios
  • Ejecuta una gestión de inventario eficiente
  • Analiza toda la rentabilidad de la cartera de clientes. En caso de que hayan clientes poco rentables, intenta descartarlos
  • Intente aumentar las ventas
  • Invierte en recursos tecnológicos para mejorar procesos de trabajo

 La descomposición de la rentabilidad financiera

La rentabilidad financiera de cualquier proyecto de inversión, se puede explicar en base a ratios. Un ejemplo de ello son los ratios de margen, de apalancamiento o de rotación.

Cuando hablamos de los ratios de margen, se deben precisar todos los resultados del beneficio neto, así como de las ventas, mientras que en los de rotación, se deben precisar los datos de los activos y de las ventas.

Finalmente, cuando se habla de apalancamiento, son necesarios los datos que se vinculan al activo y a los fondos propios. Estos datos en su conjunto y mediante un cálculo van a dar lugar a la rentabilidad financiera de la inversión a realizar.

Veamos las fórmulas del ROE descompuestas:

rentabilidad financiera

rentabilidad financiera

Artículos relacionados con la gestión financiera de la empresa

Deja un comentario