fbpx

Qué es una Due Diligence, Definición, Características, y Tipos

que es due diligencePara definir qué es Due diligence, diríamos que es un tipo de investigación o auditoria que permite conseguir información sobre una operación empresarial o financiera.

Esta herramienta la puedes aplicar a una empresa o persona antes de la realización de una inversión o antes  de firmar un contrato.

Mediante la Due diligence, es posible conseguir una visión global de la situación legal, económica, financiera…etc. de una empresa.

Entre los aspectos que se pueden investigar en una Due Diligence o auditoría, se encuentran:

  • Conocer los costes reales
  • Saber los riesgos presentes y futuros de la empresa
  • Previsión de resultados
  • Situación legal, fiscal, y laboral

El objetivo de un informe de este tipo es que puedas obtener toda la información pertinente antes de llevar a cabo una transacción o firma de un contrato.

Para qué sirve una Due Diligence, la información es poder

Una Due Diligence te será de muchísima utilidad en caso que estés negociando la compra de una empresa o en caso que tengas que firmar un contrato comprometedor.

Básicamente, sirve para recabar información y generar un informe. Vamos a ver para qué te servirá la información obtenida:

  • Por un lado podrás detectar por ejemplo pasivos ocultos, o situaciones legales adversas, o problemas fiscales o laborales.
  • Por otro lado, con la obtención de los datos podrás detectar posibles sinergias o ampliaciones de negocio que no estaban previstos.

Características de una Due Diligence, el Compromiso y Colaboración

Cuando se habla de Due diligence, se hace referencia a un proceso de investigación sobre una determinada empresa durante el periodo de las primeras negociaciones.

De esta forma, se puede conseguir evitar riesgos significativos en cualquier trámite del orden empresarial, legal, fiscal, y/o financiero.

Para este tipo de procedimiento, es necesario disponer de la aprobación del propietario/s de la empresa. Se ha de hacer en un periodo de tiempo corto, sin interrumpir la actividad normal de la empresa.

Con esta metodología de investigación, es posible conseguir todos los datos que se requieren. De este modo el comprador o interesado, podrá realizar una operación o transacción con la máximas garantías.

Con el fin de poder desarrollar este informe correctamente, se requiere que la empresa a auditar proporcione todos los documentos pertinentes. Es decir, que ninguna información debe ser oculta durante el proceso de investigación o auditoría.

En este sentido, es necesario contar con un acuerdo de confidencialidad por ambas partes. Con un acuerdo de este tipo, la empresa auditada se asegura que el posible comprador o interesado, no podrá hacer uso de la información que se le proporcione.

Además, sería adecuado que el acuerdo sea una obligación recíproca. Es decir, en el contrato firmado se debería establecer:

  • Que el comprador o interesado no podrá utilizar la información confidencial
  • A su vez, la empresa auditada deberá adoptar una actitud colaborativa, facilitando los datos necesarios al comprador

Proceso de una Due Diligence, Cómo se hace

Una vez que has llegado a un acuerdo con la otra parte para realizar una investigación de este tipo en su empresa, se debe firmar una carta de intenciones. En ella se indicará:

  • El por qué se hace este proceso y cuales serán los pasos a seguir
  • Los plazos de tiempo para entregar la información que se solicite
  • Aceptación del acuerdo de confidencialidad

El proceso para realizar una Due Diligence consta de cuatro fases:

  • Preparación de la auditoría: La parte interesada indicará qué empresa será la encargada de llevar a cabo el informe. Fijará el objetivo y las directrices. Ambas partes acordarán la documentación que se requerirá, y en qué plazos deberá entregarse. En definitiva es acordar cómo será todo el proceso.
  • Recopilación de datos: En esta fase, la empresa encargada de hacer el informe comienza a requerir y a organizar documentos. Pueden ser de índole financiera, legal, fiscal, laboral, técnica…etc.
  • Análisis de los datos: Una vez recabada toda la información necesaria, se procede a un minucioso análisis por parte de los auditores.
  • Redacción del informe Due Diligence: Por último, después de haber hecho en análisis se procede a confeccionar el informe final.

Tipos de Due Diligence según tus necesidades

Para poder obtener los resultados que se requieren en este tipo de informes, es necesario tener definidos los aspectos sobre los que se desea indagar o conocer. Dentro de los tipos de Due diligence se pueden encontrar los siguientes:

Due Diligence Financiero

En un Due Diligence Financiero se analizará información y datos sobre los resultados económico – financieros obtenidos en años anteriores hasta la fecha actual.

Otro punto importante es el análisis de la capacidad de generar flujos de caja. La tesorería de una empresa es una parte vital.

Se analizará en nivel de endeudamiento, y los plazos de amortización de préstamos que tenga la empresa en ese momento.

También, los estados financieros serán auditados para determinar la situación patrimonial del negocio.

Due Diligence laboral

La Due Diligence laboral se centra en la revisión de toda la documentación relacionada con los empleados de la empresa.

Entonces, se tendrá en cuenta que se esté al corriente de pago con la Seguridad Social, el coste laboral, los convenios colectivos, litigios con empleados…etc.

Due Diligence Fiscal

El Due Diligence Fiscal analizará todo lo relacionado con los impuestos y tributos de la empresa, tales como IVA, IRPF, Impuesto de Sociedades….etc.

Aquí también se verificará que se esté al corriente de pago con la Agencia Tributaria. Se analizará cuál es la carga fiscal que soporta la empresa, así como, la correcta contabilización de la misma.

En definitiva se comprobará que no haya pasivos ocultos en materia fiscal.

Due Diligence legal

La finalidad de la Due diligence legal es comprobar la situación legal de la sociedad en las distintas áreas, tales como la corporativa, la contractual, en activos, administrativas, en términos de propiedad industrial e intelectual, en relación a litigios y métodos.

Este tipo de informes nos permite detectar los peligros asociados a la operación. Como siempre, el objetivo es detectar cualquier tipo de pasivo oculto.

Due Diligence Medioambiental

Tal como su nombre indica, la Due Diligence Medioambiental se focalizará principalmente en todo lo relacionado con el medio ambiente. En consecuencia, este tipo de informes, se suelen hacer en industrias que son potencialmente contaminantes.

Due Diligence del Equipo Gestor

El Due Diligence del equipo gestor se centra en la evaluación y análisis de los puestos directivos o mandos intermedios que tiene la empresa.

Por ello, mediante esta modalidad, se toman en cuenta aspectos como: puestos clave, perfil, cualificaciones, entre otros. De esta manera, se obtiene información sobre si la empresa cuenta con un equipo de gestión adecuado.

Due Diligence de Negocio

Un Due Diligence de negocio sirve para determinar el modelo de negocio de una empresa. A través de este recurso, es posible analizar aspectos como: la rentabilidad, el sector, la competencia, el crecimiento y las condiciones que utiliza el negocio para realizar sus operaciones.

Se tienen en cuenta las amenazas y las oportunidades de dicho negocio. Además de esto, es posible establecer las tendencias, la legislación, los ciclos, la cadena de suministro, los productos, entre otros.

Artículos de gestión financiera que te pueden interesar

Deja un comentario