fbpx
COSTES FIJOS Y VARIABLES

Costes fijos y variables, explicación completa

costes fijos y variablesTodas las empresas, para desarrollar su actividad, deben hacer frente a costes fijos y variables. En algunas ocasiones los empresarios no tienen claros estos conceptos o tienen ciertas dudas.

En este artículo te voy a explicar de forma clara y sencilla en qué son los costes fijos y variables de una empresa. Es importante que aprendas a identificar en tu empresa los diferentes tipos de gastos fijos y variables que afectan a tu actividad.

Para que puedas entender estos conceptos con mayor claridad, te pondré ejemplos de coste fijos y variables de una empresa. Así será más fácil diferenciarlos.

Qué son los costes fijos

Se consideran costes fijos de una empresa aquellos gastos a los que vas a tener que hacer frente sí o sí. Es decir, gastos que tendrás que pagar estés facturando mucho, estés facturando poco, o incluso no estés facturando nada.

En definitiva, serán aquellos gastos que tendrás siempre, solamente por el hecho de tener tu negocio abierto. No importará si estás en vacaciones o si estás en pleno rendimiento. El coste fijo siempre estará ahí.

Una de las principales confusiones que existe, es el asociar los costes fijos, a un importe fijo. No tiene por qué ser así. Dependerá del gasto fijo en cuestión (después lo veremos). Lo que te ha de quedar claro es que el coste fijo no dependerá de la producción que tenga tu empresa.

Vamos a ver unos ejemplos de costes fijos. Te voy a poner los que son más habituales y comunes en la mayoría de las empresas. De este modo, podrás entenderlo fácilmente.

Ejemplos de costes fijos en una empresa

A pesar, que pueden haber infinidad de costes fijos en una empresa, me voy a centrar en los que son más generales. Obviamente, cada empresa es un mundo y tendrá infinidad de gastos fijos acorde a su negocio. Te pongo unos ejemplos de costes fijos habituales:

  • Alquiler de tu centro de negocio: Tal vez tienes alquilado un local comercial, o una oficina, un almacén…etc. Pues bien, este gasto vas a tener que pagarlo de forma fija.
  • Suministros: Aquí englobamos luz, agua, teléfono, Internet…etc. Este es  un buen ejemplo de un coste fijo, que no necesariamente es una cantidad fija. La factura de la luz variará en función del consumo. No obstante, es un gasto fijo para tu empresa, ya que, lo pagarás sí o sí. La diferencia es que este coste fijo, oscilará en un rango de precios.
  • Gestoría o asesoría: La gran mayoría de autónomos y pymes tienen un gestor que les lleva todo el tema fiscal, contable, y laboral. También es un gasto fijo.
  • Cuota de autónomos o seguridad social: Es la cuota que te cobran todos lo meses por el mero hecho de estar en régimen de trabajador autónomo.
  • Sueldos de los empleados: los trabajadores suponen un coste fijo para la empresa. Estén trabajando o estén de vacaciones, es un gasto que vas a tener. Aquí también tenemos otro ejemplo de un coste fijo, cuyo importe podría oscilar, en función de si el empleado a trabajado más horas o menos.

Podríamos poner muchos más ejemplos de costes fijos, tales como renting, tributos municipales, servicios de vigilancia…etc. No obstante, la idea es que quede claro que un gasto fijo es aquel que existirá por tener el negocio abierto. No dependerá de la facturación que tenga tu empresa.

Qué son los costes variables

Los costes variables no son tan claros de detectar. Los podríamos definir como aquellos costes que están directamente relacionados con tu facturación.

Es decir, son gastos que se tendrán si realmente estás facturando. Crecerán o disminuirán en función de si tu empresa está produciendo en mayor o menor medida.

Por lo general los costes variables están asociados a la compra de mercancías para su posterior venta, o la compra de materias primas para procesar y vender.

Para entender un poco mejor, te voy a mostrar una serie de ejemplos de costes variables más fáciles de detectar.

Ejemplos de costes variables en un empresa

Partimos de la base que entendemos por costes variables aquellos que están relacionados con tu volumen de ventas. En teoría, si no estás produciendo, no deberías tener costes variables.

Para simplificar el concepto de coste variable, lo haremos con un ejemplo de una empresa distribuidora. Imagina que nos dedicamos a distribuir alimentos para bares, restaurantes, y cafeterías. Compramos a los fabricantes, y lo vendemos y distribuimos. Vamos a ver ejemplos los costes variables de esta empresa:

  • Compras de mercaderías: Compras pan, bollería, pastelería, pizzas…etc. Entonces tu coste variable está ligado a los pedidos de tus clientes. Tendrás más gasto de compras, cuantos más pedidos tengas. Con lo cual, cuando cierres por vacaciones, no tendrás ventas, y en consecuencia no tendrás el coste de comprar mercaderías.
  • Gastos de transporte: Si tenemos sub-contratado el transporte, el gasto irá en función de los servicios que nos hagan. Con lo cual, si en Navidad tenemos una ventas muy altas, el gasto de transporte subirá. Por el contrario, en vacaciones, nuestro gasto en transporte será cero.
  • Gasto por el uso de datáfono: Algunos pequeños comercios que les cobramos al contado, podrían con tarjeta de crédito. Como sabes, el banco nos cobra comisión por cada cobro. Entonces cuando vendamos mucho pagaremos muchas comisiones, y cuando no vendamos no pagaremos nada.

Creo que con estos ejemplos de costes variables ha quedado claro. Estos costes siempre van ligados a nuestras ventas. Si vendemos tenemos gasto. Que no vendemos, no tenemos gasto.

Resumen y conclusión

Espero que con esta explicación hayas podido entender mejor la diferencie entre costes fijos y variables de una empresa. En resumen:

  • El coste fijo es aquel que gasto que se genera sin importar el volumen de ventas
  • El coste variable, es aquel gasto que se genera cuando hay ventas

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Abrir chat
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?