Contabilidad financiera

En cualquier empresa, sin importar su objetivo o área de negocio, es importante llevar un registro claro de todos los movimientos financieros. Para ello, utilizamos la contabilidad financiera.

Se trate de ingresos, pagos, créditos o cualquier otro movimiento financiero, tener una contabilidad financiera clara es muy útil para la empresa. Sirve para uso interno, pero además es obligatorio por ley.

contabilidad financiera
Contabilidad financiera

En este artículo te vamos a explicar qué es la contabilidad financiera y sus principales características. Sigue leyendo!!!

¿Qué es contabilidad financiera?

La contabilidad financiera es una de las principales ramas de la contabilidad, cuya finalidad es la de reunir, organizar y registrar toda la actividad económica que se lleva a cabo en una empresa.

Esta rama de la contabilidad provee una herramienta eficaz a la hora de sistematizar las actividades. Además, aporta información de la situación económica y financiera de una empresa.

Aunque la contabilidad financiera se realiza a lo largo de todo el ejercicio, se puede dividir en periodos mensuales, bimensuales, trimestrales o semestrales.

Al transcurrir un año, estos registros seccionados de contabilidad, se compilan para generar cierre anual de la empresa. El cierre anual es la forma de mostrar los resultados, el estado y el avance de la empresa a lo largo del tiempo.

Además de registrar los movimientos financieros en una empresa, la contabilidad financiera también permite crear planes de acción a futuro.

Al conocer los resultados contables de una empresa, los datos recolectados se pueden utilizar para:

  • Crear planes de acción.
  • Para mejorar.
  • Ampliar la empresa a futuro.

¿Para qué sirve la contabilidad financiera?

Como hemos dicho, la contabilidad financiera sirve para llevar un registro adecuado de los movimientos de una empresa. Tiene una serie de objetivos principales. Son los siguientes:

  • Dar a conocer el estado financiero actual de la empresa.
  • Establecer estrategias a futuro para mejorar la economía de la empresa, utilizando como base, los informes financieros pasados.
  • Supervisar la contabilidad de la empresa, creando un registro detallado con movimientos económicos y financieros.
  • Crear informes detallados de calidad, que permitan tomar decisiones estratégicas.
  • Demostrar las finanzas de una empresa a potenciales inversionistas, prestamistas y acreedores.

Objetivos de la contabilidad financiera

Existen una serie de objetivos para los cuales se utiliza la contabilidad financiera en una empresa. Estos se agrupan en dos clasificaciones principales. Son las siguientes:

Objetivos internos

El objetivo interno de la contabilidad financiera es generar un informe detallado de la situación económica y financiera a los directivos y/o propietarios.

También, estos datos permiten crear estrategias para el futuro de la empresa, utilizando datos del comportamiento pasado de la misma.

Objetivos externos

Los objetivos externos de la contabilidad financiera, son aquellos que buscan mostrar la situación económica y financiera de la empresa a inversionistas, prestamistas, entre otros.

En esta categoría también entran todos los objetivos de control y fiscalización de la empresa.

Características de la contabilidad financiera

Existen varias características por la cual se reconoce y define la contabilidad financiera. Son las siguientes:

  • Permite registrar de forma clara las actividades financieras de la empresa.
  • Genera un registro histórico de la evolución financiera de la empresa.
  • Sirve como lenguaje común en el área de negocios e inversiones de la empresa.
  • Está estructurada bajo reglas, normas y principios que ya han sido previamente establecidos.
  • Es un requerimiento obligatorio para empresas en la mayoría de los países.
  • Crea información relevante para la toma de decisiones económicas de una empresa.
  • Su realización está libre de errores y los informes son completamente confiables.
  • La información plasmada en los informes es clara y fácil de entender en términos financieros.
  • Los informes generados se pueden comparar y respaldar fácilmente con los movimientos financieros de la empresa.

¿Cómo se hace la contabilidad financiera?

Presentar informes detallados y realizar la contabilidad financiera de una empresa puede ser complejo. No obstante, los principios de esta herramienta son claros y metódicos. Cualquier persona formada en contabilidad es capaz de gestionar este tipo de contabilidad.

La contabilidad financiera se basa en utilizar un sistema ordenado de dos columnas. En ellas, se registran todos los movimientos de ingresos y gastos de la empresa en un periodo determinado.

La columna derecha de la empresa se le conoce como la columna del “Haber”. Aquí se deben anotar los créditos y gastos de una empresa. A medida que se registren patrimonios netos, pasivos o ingresos en la contabilidad, esta columna aumentará su valor. Por otro lado, disminuirá al registrar activos, gastos o costes.

Del lado contrario de la columna, a la izquierda, se encuentra la columna del “Debe”. En esta columna se deben registrar débitos o ingresos. A medida que se registren activos, gastos o costes en la empresa, esta columna aumentará su valor. Por otro lado, el patrimonio neto, pasivos e ingresos reducen su valor total.

Uno de los primeros pasos para realizar la contabilidad financiera de una empresa, es tener un registro completo de los haberes y deberes. Después, se deben aplicar otras herramientas contables que permiten realizar un informe o estado financiero completo de la empresa durante el periodo estudiado.

Cuentas de la contabilidad financiera

Según el Plan General Contable, para realizar una contabilidad financiera de una empresa, se utilizan dos tipos de cuentas o herramientas contables. Estas son las siguientes:

  1. Cuentas de balance: Estas reflejan todo lo que es el patrimonio de la empresa, el capital propio que se posee e inclusive las deudas o dividendos que están contemplados en el presupuesto.
  2. Cuentas de ingresos y gastos: Estas cuentas permiten registrar de forma sencilla y clara las transacciones de ingresos y gastos de la empresa.

Al utilizar estos dos tipos de cuentas en la contabilidad financiera, se pueden obtener los resultados de la empresa, conocer la situación de la empresa y saber el flujo de efectivo de la caja.

Estas herramientas de cálculo también permitirán ilustrar la memoria contable de la empresa y el cambio del patrimonio neto de la empresa en relación a los ingresos generados.

Informes de la contabilidad financiera

El resultado final obtenido después de gestionar la contabilidad financiera, se muestra en forma de informes o estados finales. Estos permiten registrar los datos financieros de la empresa con un gran nivel de detalle.

Los informes de la contabilidad financiera más importantes son:

1. Informe del Balance de situación

El balance de situación, es un informe contable básico y fundamental. Su misión es reflejar la situación patrimonial de la empresa en un determinado momento.

Aporta información sobre la riqueza acumulada y la estructura de financiación. Se resume en dos grandes bloques:

  • El activo: Son todos los bienes y derechos que tiene la empresa.
  • Patrimonio neto y el pasivo: Hace referencia a los fondos propios y los fondos ajenos.

Por consiguiente, con el informe del balance de situación, la empresa puede saber de qué recursos dispone en un momento concreto y cómo se está financiando.

2. Informe de la Cuenta de pérdidas y ganancias

El informe de pérdidas y ganancias, informa sobre las transacciones de ingresos y gastos que ha tenido la empresa en un ejercicio.

En consecuencia, una empresa, al finalizar un ejercicio podrá tener beneficios o podrá tener pérdidas. La cuenta de pérdidas y ganancias muestra la capacidad de generar riqueza que tiene la empresa.

En Resumen, el balance de situación refleja la riqueza en un momento determinado y la cuenta de pérdidas y ganancias refleja el flujo de transacciones en un periodo.

La relación entre el balance de situación y la cuenta de pérdidas y ganancias viene siendo el resultado del ejercicio. Si ha habido beneficio, aumentará el patrimonio neto. Por otro lado, si el resultado del ejercicio ha sido negativo y han tenido pérdidas reducirá el patrimonio neto.

3. Informe del estado de flujo de efectivo

Este informe contable indica el comportamiento de la liquidez de un ejercicio. Es decir, los movimientos de tesorería de entras y salidas de dinero.

El informe del estado de flujo de caja, no es lo mismo que el de pérdidas y ganancias, ya que, aquí nos estamos refiriendo al dinero físico en caja y al saldo disponible en el banco al final de un ejercicio.

La interpretación correcta de este informe es fundamental para poder tomar las decisiones estratégicas oportunas. Tanto si hay exceso de liquidez, como si escasez, se deben tomar las medidas oportunas.

Importancia de la contabilidad financiera

La contabilidad financiera es una de las principales herramientas que permite a las empresas mantenerse informadas su situación económica y financiera. Además, la ley obliga a las sociedades ha llevar este tipo de contabilidad y presentarla periódicamente.

Una empresa que lleva una contabilidad financiera al día, puede saber de forma exacta el estado financiero general. Esto le permite a los directivos e inversionistas de la empresa, tomar decisiones adecuadas.

Por último, además de conocer el estado real de la empresa, la contabilidad financiera permite realizar mejoras estratégicas a futuro. Los directivos de la empresa pueden analizar los datos pasados, y prever cómo evolucionarán sus resultados ante ciertas decisiones.

JORDI NAVARRO

Artículos relacionados

Deja un comentario